Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Problemas en el paraíso

Wanda y Mauro: indicios de una crisis con final abierto

La modelo y emprendedora y el futbolista desmienten una grieta, pero se muestran distantes en las redes sociales. ¿Qué pasa entre el delantero y la botinera número uno?

Ellos lo niegan, pero, a la vez, hablan poco del tema: y teniendo en cuenta el historial de ella, hasta ese silencio es sugerente. Wanda Nara y Mauro Icardi llevan varios meses navegando una crisis que intentan ocultar, pero que en pequeños gestos se ha ido filtrando al mundo. ¿Qué pasa?

VIENTOS DE OCTUBRE

Todo comenzó en octubre. Susana Giménez visitó a Wanda en Milán como parte de su ciclo de entrevistas en el exterior y los acompañaba de compras cuando una escena que pasó desapercibida mostró tensión en la pareja: Wanda quería abrazarlo y Mauro le corría la cara.

Claro, podía ser un problema puntual, una peleíta por alguna nimiedad, los ronquidos de anoche, alguna costumbre molesta de alguno de los dos. Cosas de parejas. Lo cierto es que mientras el video de la escena se volvía viral y los rumores se multiplicaban, ninguno de los dos hizo declaraciones. Ni en los medios ni en las redes.

Pero Wanda decidió tratar el problema de manera lateral, y publicó un tuit arrobando a Mauro donde le preguntaba: “¿Me amás?”.

¿La respuesta? La más letal de todas, como sabrá cualquiera que ha hecho una declaración de amor que no fue recíproca: Icardi respondió con el silencio. Un silencio atronador, a la vista de los casi tres millones de seguidores de la blonda. Wanda terminó borrando el tuit.

¿Qué pasaba? Enseguida se aventuraron hipótesis varias. La más sustentada señalada que Icardi estaba en efecto enojado: su pareja acababa de firmar un contrato para grabar un filme en junio y julio de 2018, la fecha en que el delantero estaría jugando el Mundial de Rusia (de ser convocado).

Mauro, a diferencia de Maxi, siempre dio rienda libre a Wanda en sus emprendimientos. De hecho, ella es su manager, y acaba de lanzar una línea de ropa para “mujeres y niñas atrevidas” en Italia, donde es una celebridad más reconocida que en Argentina.

Pero el hecho de que Wanda no estará en la cita mundialista, sin embargo, no cayó bien en Mauro: ella tiene rienda suelta, claro, siempre y cuando su carrera esté primero.

“No, no hay crisis. Ni idea de lo que hablan”, respondió nerviosa días después de todos estos indicios Wanda, confrontada por medios argentinos cuando desembarcó para grabar escenas (recientemente emitidas) en la telenovela “Golpe al corazón”.

Pero aunque ambos lo desmintieran, las redes parecían decir la verdad: ninguno de los dos había subido fotos del otro por semanas. Incluso, en medio de los rumores de crisis. Y peor, Icardi ni siquiera saludó a su mujer y madre de Isabella y Francesca en las redes para el Día de la Madre, una costumbre de cada año donde la pareja mostraba los lujosos regalos (desde un auto deportivo hasta carteras de miles de dólares).

El silencio mediático se rompió con algunas fotos viejas que publicó Wanda, intentando llevar calma, pero el primer posteo significativo llegó casi a fin de mes, cuando Nara publicó una imagen desde la cancha, alentando a su marido, con la emotiva leyenda: “Siempre estaré detrás de ti.. para gritar tus goles o calmar tus dolores Mauro Icardi”.

TREGUA DE NOVIEMBRE

¿Tregua? ¿Final de la tormenta? Así parecía cuando tras aquella demostración de afecto, la familia decidió aprovechar la lesión de Icardi y la fecha FIFA y realizar un viajecito en busca de nieve, refugio y sanación para las heridas conyugales.

Con ganas de revertir la mala onda, Wanda incluso compartió una imagen donde su marido la besa en el cachete, una de las fotos que compartieron en un fin de semana donde todo parecía idílico.

Una de las hipótesis es que en medio de versiones de problemas entre Jorge Sampaoli, entrenador del Seleccionado, y Mauro, la familia se había unido: Wanda había empujado con insistencia para que uno de los goleadores de la Liga Italiana llegara al equipo argentino, donde nadie lo quería porque Messi es muy amigo de Maxi López (por sus días juntos en Barcelona); y tras conseguirlo, de repente, los sueños de ser el 9 de la Selección parecían desmoronarse si las versiones eran ciertas.

Públicamente, Wanda salió al cruce de las versiones, indicando que la no convocatoria de Icardi tenía que ver con la molestia que arrastraba el delantero; pero en su fuero interno, intuyó una nueva “opereta” en contra de Mauro. Su defensa leonina habría vuelto a despertar la pasión entre el joven delantero y su manager.

Sin embargo, el idilio habría durado poco y los problemas que llevaron a la supuesta crisis entre ambos habrían renacido: en la última semana, Icardi se mostró fastidioso e irónico con su pareja en las redes sociales, sin pruritos, publicando primero una foto del pasado de Wanda, junto a su hermana Zaira, como remarcando lo “hot” que era ¡antes!, y luego, directamente, la atacó. De vuelta de un viaje en su jet privado, Mauro le tomó una foto donde se ve a Nara algo desmejorada, con la leyenda “Qué fina, sentada así”. Peor fue lo que siguió: en otra imagen, Icardi pegó un dibujo de un carancho que decía “quiero ir a mi nido”, con una flecha que apuntaba al cabello de Wan...

A esta altura, es claro que algo pasa en la pareja que se mostraba siempre enamorada y pasional y, de repente, deja entrever con su conducta 2.0 los problemas en el paraíso. Quizás Icardi, todavía muy joven e impetuoso, esté fastidioso, y seguramente tentado por las mil ofertas que un jugador de fútbol de los más codiciados debe tener a cada minuto; quizás sea Wanda la ofendida con un Icardi caprichoso, malhumorado, en medio de una temporada menos exitosa, tras un mal paso por la Selección y mostrando esa juventud inmadura a flor de piel. Sea cual sea el motivo, lo cierto es que la parejita se mantiene todavía unida, esperando que pase la tormenta. ¿Capearán el temporal?

 

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...