Estimado lector queremos agradecer el interés que usted muestra por nuestros artículos.

Cualquier sugerencia que tenga para mejorar la calidad de la información que brindamos todos los días del año será bienvenida.

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 16 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 60 %
21.10.2017
En cañuelas

Lo acusan de tener cautiva a la familia y violar a su hijastra durante nueve años

La chica, que tiene un retraso madurativo, está embarazada y tiene otros dos hijos de 5 y 11 años

Recomendar artículo Imprimir artículo
Lo acusan de tener cautiva a la familia y violar a su hijastra durante nueve años

El momento en que Ubaldo Miguel Reynoso fue detenido en la localidad de Bosques, donde buscó refugio después de la denuncia de su mujer. Allí vive su hija y trabajaba como remisero - el dia

Un miércoles de marzo un joven llegó a la casa de Cañuelas donde su padre vivía con la familia que formó hace más de 10 años, sin sospechar (o quizás si) la magnitud del horror que iba a encontrar al forzar la puerta cerrada con candado.

“La señora, la hija de ella - que es discapacitada-, y sus dos nietos estaban cautivos desde hace años en condiciones precarias”, dijo un investigador, sin pasar por alto que la chica está embarazada de 8 meses y se presume que los tres niños son del padrastro. Las víctimas fueron rescatadas el 15 de marzo, aunque al acusado lo detuvieron en las últimas horas en la localidad de Bosques, en Florencio Varela, donde había buscado refugio en la casa de otra hija y trabajaba como remisero.

Se trata de Ubaldo Reynoso, de 55 años, quien quedó a disposición de la fiscal de Cañuelas Norma Pippo y el juez de La Plata Guillermo Federico Atencio.

la denuncia original

El punto de partida de esta escalofriante historia se remonta a 2006, cuando una mujer que ahora tiene 47 años denunció que su pareja, Reynoso, abusaba sexualmente de su hija, actualmente de 25 y con un importante retraso madurativo, según figura en el reporte policial al que este diario tuvo acceso.

Esa denuncia recayó en la UFI 7 y el juzgado de Garantías 2 de Esteban Echeverría porque la familia residía entonces en la localidad bonaerense de Ezeiza, hasta que hace nueve años “Reynoso obligó a su mujer a mudarse al barrio San Esteban, de Cañuelas”, precisó un investigador.

Allí, en una casita “de material, pero precaria”, la habría mantenido cautiva junto con su hija y los dos hijos de ella, un varoncito de 5 y una nena de 11 años.

“El contacto con los vecinos era prácticamente nulo”, dijo a este diario el jefe de la Policía Comunal de Cañuelas, Adrián Pawlowski, quien confirmó que el “niño mayor estaba escolarizado”.

El comisario no quiso dar demasiadas precisiones sobre el estado general de las víctimas, como también se cuidó de no revelar detalles de las circunstancias que llevaron Bryan Reynoso (24), hijo del detenido, a forzar la puerta y rescatar a la familia.

Eso sucedió el 15 de marzo pasado, cuando -de acuerdo al parte oficial- el joven fue a visitarlos, los encontró encerrados bajo candado y los liberó.

Acompañada por Bryan, la esposa de Reynoso fue a la comisaría para denunciar los padecimientos que sufría de parte de su marido desde hacía más de 10 años.

“La mujer contó que el hombre se iba a trabajar y los dejaba encerrados, no podían salir y les dejaba una lata para que hicieran sus necesidades, pero además la maltrataba física y psicológicamente y desde hace 11 años abusaba sexualmente de su hija discapacitada, que cursa un embarazo de 8 meses”, precisó un pesquisa. También relató que el acusado siempre amenazaba con matarla a ella y a su familia, para evitar que denunciara los tormentos.

Ese mismo día la chica fue trasladada al hospital local, porque dijo sentirse enferma. Los médicos descubrieron que cursaba un embarazo de 8 meses. “La joven le contó a su madre que Reynoso la encerró en el baño por la fuerza, abusó nuevamente de ella y la amenazó para que no le dijera nada a la madre”, figura en el expediente.

La justicia dictó entonces una orden de restricción perimetral para resguardar a las mujeres y los niños, quienes “permanecieron alojados en otra casa”, aseguró Pawlowski, hasta que con la captura de Reynoso regresaron a la suya. Las identidades y el domicilio se preservan por el tipo de delito que se investiga.

Al tanto de la acusación, Reynoso abandonó Cañuelas. Los pesquisas realizaron varias entrevistas y peritajes a las víctimas que avalaron la veracidad de lo denunciado, por lo que el miércoles se ordenó la detención del acusado por “privación Ilegítima de la libertad agravada por la condición de conviviente de menores de 18 años y por resultar una de las víctimas una persona discapacitada; coacción y lesiones leves agravadas”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...