Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Una travesía de 1.600 kilómetros

Desde Vedia hasta Bariloche a caballo, la aventura de tres estudiantes de veterinaria

Planean salir el 27 de diciembre en un recorrido que se extenderá hasta febrero por Buenos Aires, La Pampa y Río Negro

Las estudiantes de veterinaria con sus caballos en un viaje anterior / EL DIA

Daniela Nachón, Juanita caminal y Agustín Ferreyra / EL DIA

A menos de un mes de iniciar el viaje que los llevará a unir Vedia (un pueblo del norte de la Provincia de Buenos Aires) con Bariloche, Daniela Nachón, Agustín Ferreyra y Juanita Caminal ultiman detalles y reúnen información sobre los pormenores relacionados con la travesía.

Daniela, Agustín y Juanita tienen 23 años y se conocen de la carrera de Ciencias Veterinarias de la Universidad del Salvador desde el año 2014.

Agustín acaba de recibirse y Juanita y Daniela cursan quinto año. Mientras Agustín es de Vedia, Juanita es de Entre Ríos y Daniela de Buenos Aires.

“La idea de hacer una travesía a caballo venía desde mucho tiempo atrás, faltaba encontrar el momento y la compañía Y este verano es el momento justo para concretarla. Al principio la íbamos a hacer Juanita y yo, que ya habíamos hecho algunos viajes más cortos juntas. Pero después se sumó Agustín”, cuenta Daniela Nachón.

En rigor, la expedición partirá de un pueblo cercano a Vedia, Triunvirato, ubicado a unos 20 kilómetros de aquella localidad.

Allí vive Agustín Ferreyra y desde ese punto partirán los tres estudiantes llevando seis caballos: Policía, Gin, Ron, Panadero, Plumón y Rolando, también grandes protagonistas de la aventura.

Los viajeros llevarán dos caballos para cada uno, que alternarán en la marcha y en el traslado de la carga.

“Viajamos con todo previsto para que los caballos estén bien. Llevamos hasta un botiquín especial para ellos y estamos analizando considerar la posibilidad de comprar fardos con alimento para aquellas zonas demasiado secas en las que el pasto puede escasear ”, dice Daniela Nachón en diálogo con este diario.

Según las proyecciones de los jóvenes el plan es el de recorrer un promedio de 40 kilómetros diarios para poder llegar a Bariloche a principios de febrero.

“Decidimos salir el 27 de diciembre, después de Navidad, pensando en pasar el año nuevo en el camino y entonces la gente a través de las redes sociales comenzó a interesarse por nuestro viaje y una familia nos invitó a pasar fin de año en su casa en un pueblo de la provincia de Buenos Aires”, cuenta Daniela.

Es que los jóvenes viajeros tienen la intención de aprovechar el itinerario para vincularse con los pobladores de las zonas que van a atravesar.

Del viaje esperan que presente varios desafíos y que sea el estímulo para idear nuevos proyectos para años posteriores.

“La primera parte va a ser como un paseo, porque en la Provincia de Buenos Aires la geografía no presenta mayores problemas y los caballos van a encontrar todo el tiempo alimento”, dice Daniela.

La que creen que será la parte más exigente del camino es el paso por la Provincia de La Pampa y la primera parte del recorrido por la de Río Negro, antes de alcanzar los valles.

Es que en esa zona, la vegetación se hace más pobre y es probable que haya problemas para que los caballos consigan pasto, según cuenta Nachón.

Es por eso que actualmente hacen averiguaciones con gente que conoce la zona y no descartan llevar fardos de alimento extra por si llega a faltar pasto para los caballos”, agrega.

Otro de los problemas que saben que van a enfrentar es el intenso calor, sobre todo en el momento de cruzar los campos desérticos de La Pampa y Río Negro.

Es por eso que, si bien la intención es avanzar en un promedio de 40 kilómetros diarios, saben que en esa zona el avance se puede hacer más lento.

“En algún momento pensamos en contar con un vehículo de apoyo en el tramo más difícil que es de La Pampa. Hicimos averiguaciones con chicos que ya hicieron viajes largos y estamos viendo si va a ser necesario o no para esa parte del trayecto”, dice Daniela.

Los caballos

Los preparativos del viaje avanzan y los caballos son protagonistas principales en la travesía para la que se van ajustando por estos días los últimos detalles.

Policía, Ron, Gin, Plumón , Rolando y Panadero son animales de trabajo, de entre 5 y 14 años de edad, que se mantienen activos en los campos de la familia de Juanita Caminal, en Entre Ríos y es por eso que están habituados a las largas marchas, cuenta Daniela Nachón.

De Rolando, por caso, cuentan los estudiantes que es “el veterano del team”. Agregan que “este tobiano fachero de 14 años, es el más experimentado de todos a la hora de tener un día largo de trabajo”.

Los estudiantes no descartan que la travesía que tienen planeada para el verano genere nuevos proyectos de viajes a caballo para el futuro.

Los estudiantes de veterinaria planean avanzar alrededor de 40 kilómetros diarios

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...