Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Indagatoria

La secretaria de Ordoqui negó todo y dijo conocer “superficialmente” a otra acusada

Eugenia Mercado declaró durante una hora ante la fiscal Betina Lacki. Habló de su relación con la falsa abogada Lidia Perna

La secretaria de Ordoqui negó todo y dijo conocer “superficialmente” a otra acusada

Eugenia mercado fue detenida cuando salía de la casa de Ordoqui y seguirá presa en caba / captura de video

Un poco más tranquila que en el momento de su captura, la ex secretaria de la Sala V del Tribunal de Casación, María Eugenia Mercado, accedió a declarar ayer ante la fiscal Betina Lacki, que la acusa de participar de una asociación ilícita dedicada a otorgar beneficios procesales a cambio de dinero.

La audiencia duró poco más de una hora, que la ex funcionaria dedicó a desmentir su participación en la maniobra. Entre otras cosas, declaró que conocía a Lidia Perna - otra de las acusadas- “de manera superficial”, según trascendió de fuentes judiciales.

Mercado seguirá detenida en dependencias de la policía federal en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mientras avanza la causa y el jury a quien era su jefe, el camarista Martín Ordoqui.

En su casa de City Bell estaba viviendo por estos días y allí la detuvieron el martes pasado, cuando salió junto a Ordoqui y se aprestaban a subir al automóvil Land Rover Discovery del suspendido magistrado.

La orden de detención había sido pedida por Lacki y librada por la jueza Marcela Garmendia semanas atrás, pero no pudo efectivizarse entonces por un recurso de eximición de prisión que interpuso la defensa de Mercado. La Sala I de la Cámara de Apelaciones rechazó el planteo. Y la abogada quedó en la misma situación que el resto de los imputados de la causa: la “falsa abogada” Lidia Perna; su pareja, Ariel Heine; y el presunto operador judicial Enrique Petrullo.

Ordoqui es el único de todos los imputados de este expediente que se mantiene en libertad al amparo de sus fueros, beneficio que perderá si el tribunal de enjuiciamiento resuelve destituirlo. En agosto, a la luz del escándalo de la megacausa, la Suprema Corte lo había suspendido por 90 días y, ahora, el mismo día en que fue detenida Mercado, los conjueces decidieron apartarlo de su cargo por idéntico lapso de tiempo.

La causa arrancó con una denuncia que magistrados de Cañuelas hicieron ante la Suprema Corte por supuestos manejos judiciales que tenían como protagonista al convicto Juan Ariel Cristian Heine, quien a fines de los ‘90 había sido condenado a siete años y medio de cárcel por integrar una banda de ladrones rurales que asoló la zona de Brandsen.

Tiempo después lo procesaron por usurpar campos y casas en San Vicente para ponerlos a la venta en inmobiliarias que él mismo montaba, según la información oficial. Por estas acusaciones lo detuvieron en mayo de 2012, pero limó los barrotes de la celda de la comisaría de San Miguel del Monte donde estaba junto con otros 16 presos que no tuvieron tanta “suerte”.

En estado de profuguez montó otra inmobiliaria en Adrogué, contaron voceros judiciales, hasta que en 2013 lo atraparon de nuevo y su actual pareja, Lidia Perna, continuó con el negocio.

Los nombres de Ordoqui y Mercado quedaron salpicados en esta historia después de que Enrique Petrullo - procesado también en la causa de la “megabanda”- supuestamente asesoró a Perna para que gestionara una medida de morigeración para su esposo Heine.

Según fuentes judiciales, Petrullo articulaba las negociaciones entre los abogados y el camarista a través de WhatsApp o Telegram, en chats que quedaron grabados en su celular porque no activó la función de borrado.

En esos intercambios aparece el correo de Mercado, entonces jefa de despacho interina de la Sala V del Tribunal de Casación.

Otros empleados declararon haber visto a Perna pisar “entre ocho y diez veces” sus despachos, siempre “para ver a Mercado o a Ordoqui”. El 1 de marzo de este año el camarista le otorgó a Heine la prisión domiciliaria, y -apelación del fiscal Carlos Altuve mediante- el beneficio se demoró hasta el 16 de junio. Pero salió.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...