Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La ciudad empieza a mostrar el ritmo acelerado de fin de año

Con los cajeros colapsados, piquetes y caos vial, la agitación de diciembre ya se hace sentir

Ayer los bancos se vieron desbordados y se esperan postales similares para el resto del mes. Los cortes se sumaron al pulso urbano

los cajeros se vieron copados de usuarios, en el día de cobro para miles de jubilados / gonzalo mainoldi

Organizaciones sociales cortaron los accesos a la ciudad

Temido y esperado por igual, diciembre es un mes en el que confluyen, como en casi ningún otro, tensiones y expectativas, cuentas pendientes, balances y celebraciones. Y la zona céntrica de cada gran ciudad se suele convertir en caótico epicentro de esta tormenta de inquietudes. Ayer, el microcentro platense entró de lleno en modo “fin de año” con cajeros colapsados, manifestaciones de protesta social, y embotellamientos por la realización de obras viales.

En el circuito de sucursales bancarias, con tramos en calles 8, 12, 47 y diagonal 80, el ir y venir constante de jubilados y pensionados que dependen del Instituto de Previsión Social bonaerense dominó la escena. El depósito de los haberes correspondientes al medio aguinaldo y el bono de fin de año provocó una avalancha de adultos mayores y familiares con la necesidad de hacerse de efectivo antes de que se agotara.

“Tendrían que aumentar y renovar los cajeros automáticos, porque cada vez andan peor”

Omar Noriega Jubilado

 

Esto provocó largas colas ante cajeros automáticos que en más de una ocasión se “colgaron” o dejaron de funcionar, generando el peregrinaje a otro punto en procura de billetes. En el centro de máquinas expendedoras de dinero que el Banco Provincia tiene sobre la esquina de 6 y 47, las hileras de gente se empezaron a formar en las primeras horas de la mañana.

En este contexto, retirar el bono de 3500 pesos otorgado por el gobierno provincial requirió, al menos hasta pasado el mediodía, armarse de paciencia. “Por lo menos no hace el calor de otros años” fue uno de los comentarios más escuchados entre los jubilados, veteranos curtidos por décadas de trámites incómodos y engorrosos.

Todo está dado como para que la fiebre de las extracciones continúe; ya asoma en el horizonte el pago de los aguinaldos a los estatales bonaerenses -será este lunes- y el jueves 20 se depositara el bono a los estatales y docentes. En ese ínterin, crecerá la demanda de papel moneda para afrontar los gastos de Navidad y Año Nuevo.

Las obras viales que lleva adelante la Comuna, en horas pico, también generaron inconvenientes y largos rodeos. Los trabajos que impulsa la administración de Julio Garro para tapar los empedrados históricos, actualmente en diagonal 73 entre 14 y 19, llevaron a no pocos vecinos y comerciantes a preguntarse si no hubiera resultado conveniente esperar hasta los días de receso estival para ejecutarlos. Otras intervenciones de bacheo en diferentes puntos del casco fundacional -como en 60 entre 14 y 24- tuvieron similares efectos.

En los principales accesos a la Ciudad -distribuidores de la autopista Balbín y Pedro Benoit, ruta provincial 215 y calle 221, y ruta provincial 13 y ruta 36, algunas de las organizaciones que nuclean a los “cooperativistas” municipales también hicieron su aporte a la confusión general.

A partir de las nueve y media, y hasta largamente pasado el mediodía, montaron piquetes para exigir al municipio “aumento salarial, bono de fin de año y acceso a nuevos puestos de trabajo”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...