Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Estreno

Paula Cancio: “Soy de una generación en la que intentamos empoderarnos”

La actriz española aterrizó ayer en las salas con “Eso que nos enamora”, comedia romántica que protagoniza junto a Benjamín Rojas

Paula Cancio: “Soy de una generación en la que intentamos empoderarnos”

Cancio en “Eso que nos enamora”, con Benjamín Rojas / Cris Zurutza

En “Eso que nos enamora”, no hay príncipes azules que rescatan a las doncellas en peligro, acorde a los principios de la clásica comedia romántica: “A Noemí no la rescatan”, dice Paula Cancio, protagonista junto al platense Benjamín Rojas de la película de Federico Mordkowicz que acaba de estrenarse en salas, “sino que, en todo caso, los personajes se rescatan mutuamente”.

Allí, cuenta la actriz en diálogo con EL DIA, reside “el punto novedoso” de la propuesta de Mordkowicz, en la que, acorde a los lineamientos del género, chico (Ariel, en la piel de Rojas) conoce chica (Noemí, en la piel de Cancio), pero, como revela la intérprete, no hay un personaje en caída libre, que otro salva del naufragio, sino que ambos están en la mala: él pierde su pareja, su casa, su trabajo y su perro en los primeros minutos del filme (también le roban la bici); ella carga con un pasado trágico que no se revela hasta el final, pero que le lleva a poner fronteras a la hora de conocer a Ariel.

Así, la cinta se mueve entre la comedia romántica clásica y algunas inmersiones en terrenos más oscuros. “Durante una cierta edad me encantaban las comedias románticas, no podía soportar un final que no fuera feliz, me iba de malhumor del cine si no había final feliz. He crecido con rescata a la princesa al pie de la escalera”, se ríe la actriz oriunda de Madrid, aunque, afirma, crecer lleva a visiones más realistas y, también, a posturas más militantes sobre ciertas representaciones de la mujer en el cine.

“Hoy ciertas películas se verían incluso como machistas. Y yo he sido una mujer de una generación en la que tratamos de sentirnos empoderadas: ves una comedia romántica y es muy bonito, pero no he querido disfrutar de eso, he sido reticente a ciertas cuestiones románticas. Parece que tengo que sentir que a mi no me tiene que rescatar nadie: esa necesidad de empoderarnos a veces nos hace perder cosas bonitas que no tiene nada que ver con cuestiones de género”, explica.

Al respecto, la actriz afirma que también es importante no perder cierta ingenuidad: “Es muy lindo cuando se tiene una visión más naif, aunque la experiencia te vaya llevando a que aprendas. Lo naif no se tiene por que perder, siempre pueden aparecer cosas nuevas, y eso de la primera vez es mágico. Cuando siento que estoy pasada en algunos temas, miro a mi hija: esa ilusión con la que miran los chicos el mundo hay que tratar de mantenerla, por eso trato de estar vinculada a cosas nuevas, que me saquen de mi zona de confort. Para crear es fundamental”.

AMOR Y MATERNIDAD

La hija de Cancio es fruto de su relación con Miguel Ángel Solá, que llenó hace algunos años los casilleros que hace que las personas tengan “eso que la enamora”: “Me enamora la buena gente. Cuando tenía 15 años que fuera guapo era importante: hoy no tiene nada de trascendente, el interior es lo que perdura. Y una buena conversación es fundamental para mi. Eso es algo que se ve en al película, cuando el personaje de Benjamín va pasando por citas: a mi me pasaría lo mismo, en el minuto 10 ya sé si algo va a prosperar o no. Es fundamental la conexión de las miradas, de una buena conversación”, revela Cancio, que este año trabajó además en las dos ficciones más importantes de la temporada, “100 días para enamorarse” y “El Marginal 2”.

La relación entre Cancio y Solá nació en 2012, y en 2013 nació Adriana, su hija; y “Eso que nos enamora” tiene como uno de sus temas la paternidad: Ariel no quiere tener hijos porque si apenas puede sobrevivir el presente, dice, cómo va a planificar el futuro. Una realidad que, opina Cancio, es muy afín a la actual generación.

“Ahora todo se posterga mucho mas, tener una situación de seguridad para plantearte darle una seguridad a otro mas, cuesta más. Todo se ralentiza, encontrar un trabajo seguro, no es sencillo”, analiza la actriz de 33 años, y cuenta que ella misma “nunca tuve instinto maternal: tengo el instinto de mi hija. Pero no era una niña que soñara con ser mama, era más de jugar al fútbol. Fijate lo que es la vida, que mi hija es lo mejor que me ha pasado”.

Los protagonistas se rescatan mutuamente de su depresión en “Eso que nos enamora”

 

Su maternidad le sirvió para encontrar puntos de contacto con Noemí y su pasado: su personaje vive un presente traumático y triste, aunque a la vez lleva una vida sin ataduras que podría parecer diferente a la de una mujer en pareja estable y con una hija. Pero, dice Cancio, “me sentí identificada con ella, porque mas allá de tener pareja e hija, tengo un fondo muy libre”.

LAS GANAS

En ese sentido, el papel de Cancio era difícil de equilibrar: tenía que enamorarse mientras permanecía libre y, a la vez, atravesaba una fuerte depresión. La producción nunca tuvo dudas de que la intérprete española debía ser la encargada de encarnar el papel, y Cancio se convenció cuando el director “me transmitió las ganas que tenía de llevar adelante el proyecto”.

Mordkowicz, de importante trayectoria en la industria en diversos departamentos técnicos, quería convertir esta historia en el primer filme encabezado por él, y le llevó cuatro años levantarlo. Con esa fuerza de los convencido, contagió a los actores y al equipo.

“Es una película completamente independiente, donde todo es a pulmón”, cuenta Cancio, pero esa intimidad y solidaridad ayudó a construir un vínculo con Rojas, ahora “un amigo”, dice la española.

Cancio estrena su primer protagónico en cine en la misma temporada en que filmó “El Marginal 2” y “100 días para enamorarse”, y mientras rueda una nueva temporada de “Once” para el canal de Disney. Apenas cuatro años después de instalarse en el país, la actriz parece absolutamente instalada. “Me adapté rápido porque me lo hicieron muy fácil”, cuenta ella, que, para el futuro, prepara una nueva gira con su pareja con “Doble o nada” (que ya pasó por La Plata) y espera a que se confirme una nueva oportunidad para la pantalla grande aunque, misteriosa o cabulera, avisa que “no puedo decir mucho más”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...