Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
QUEDÓ FILMADO

Un descuidista sacó provecho en un negocio de City Bell

Un descuidista sacó provecho en un negocio de City Bell

Las cámaras lo registraron

Bajo todas las modalidades, los robos están a la orden del día en los negocios de City Bell, según las quejas que llegan desde el sector. En las últimas horas le tocó a un local de ropa situado en 472 y 14, a manos de un descuidista que aprovechó la ausencia momentánea de la empleada para sustraer todo lo que pudo y escapar tranquilo, a pesar de saberse filmado por las cámaras de seguridad.

Según una empleado del comercio, esto sucedió a las 14 del miércoles pasado, justo cuando ella subió a buscar una mercadería y el local quedó solo. “No había clientes y en la calle casi no pasaba gente”, apuntó en una charla con este diario.

La joven, que evitó ser identificada, reveló que grande fue su sorpresa cuando bajó al salón unos pocos minutos después y advirtió que su celular, que había dejado arriba del mostrador, ya no estaba. “Miré para el piso, por si se había caído, pero no lo encontré por ningún lado”. Otro faltante la hizo caer en la cuenta de lo que había pasado: “Había una percha vacía en el sector de mallas de hombre”, explicó.

Recurrió entonces a la filmación de las cámaras de seguridad, que le mostraron a “un tipo de entre 25 y 30 años que había ingresado en el local para robar rápidamente lo que tuvo a su alcance”.

Primero descolgó el traje de baño de la percha, que escondió dentro de su pantalón, y luego se quedó “unos segundos mirando qué más podía llevarse, hasta que vio mi celular en el mostrador”, relató la damnificada, sorprendida por la audacia del ladrón que “se dio cuenta de que estaba siendo filmado, porque miró a una cámara.”

Evidentemente no le importó, porque retuvo su botín y volvió a la calle como si nada, con la fortuna -extra- de que nadie lo vio escapar. Según la empleada, este es el primer robo que sufre el negocio, aunque “ese mismo día hubo otro asalto en un comercio de la zona”, completó la chica.

CON UN REVÓLVER

En otro orden, dos hombres de 46 y 23 años fueron detenidos ayer ala madrugada en diagonal 80 y 117, por policías que fueron a investigar un supuesto escruche en una pollajería. Ese local estaba cerrado, pero los sujetos, que estaban cerca, intentaron escapar corriendo y los identificaron. Al requisarlos notaron que uno tenía un revólver entre sus ropas, informaron fuentes del caso.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...