18.7.2019

Actividades por el Día de la Memoria en Quilmes

Se llevará adelante un "siluetazo" en el Pozo de Quilmes y la tradicional ronda de las madres de Plaza de Mayo de Quilmes y militantes de Derechos Humanos en la Plaza San Martín

Actividades por el Día de la Memoria en Quilmes

Madres de Plaza de Mayo de Quilmes y militantes de Derechos Humanos realizarán la tradicional ronda a partir de las 17, en el marco del Día de la Memoria que se conmemora el domingo 24 de marzo. Cristina Cabib, referente de la comisión, indicó que harán un homenaje especial a Ana Flores, fallecida en febrero, y una trabajadora “importante” en “tiempos de dictadura”.

Con un homenaje especial para Ana Flores, la comisión de Madres de Plaza de Mayo de Quilmes, prepara las conmemoraciones en el marco del aniversario del golpe de Estado del ‘76. La dirigente Cristina Cabib dijo que el viernes a las 17 se realizará la tradicional ronda en la Plaza San Martín del centro de la ciudad.

“Nosotros este año definimos hacerle un homenaje a una compañera que fue heroica. No sólo acompañaba a hacer el habeas corpus, sino nos ayudaba a ir a Plaza de Mayo. El trabajo de ella fue muy importante no sólo en tiempos de dictadura”, explicó Cabib.

A su vez, sostuvo que también se repudiará a las “políticas que lleva adelante el gobierno nacional”. Y agregó: “Consideramos que la lucha contra la impunidad por nuestros 30 mil desaparecidos no va a haber justicia, si no hay justicia para nuestro pueblo. La represión ha aumentado de manera feroz”.

“Siluetazo” por la Memoria de los Desaparecidos del Pozo de Quilmes

En el Sitio para la Memoria de Quilmes, donde hasta hace dos años atrás funcionaba la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), hoy a las 14.30 horas, se realizará un “Siluetazo”. 


Sobre la calle Garibaldi (esquina Allison Bell), se colgarán siluetas en papel, en homenaje a los desaparecidos en el Pozo de Quilmes.

El evento, que se realiza con motivo de cumplirse este domingo 24 de marzo un año más del nefasto golpe de Estado, es organizado por el Consejo del Sitio para la Memoria, Defensa y Promoción de los Derechos Humanos Ex Centro Clandestino de Detención Pozo de Quilmes, que está integrado por el Colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia, la Comisión Provincial por la Memoria, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y el Municipio de Quilmes, a través de José Estevao, subsecretario de Derechos Humanos.

Este año se cumplirán 43 años donde se secuestraron, torturaron y desaparecieron a miles de personas, por lo que bajo la consigna del “Siluetazo”, se recordará el siniestro accionar de las fuerzas armadas en esos tiempos. En dicho evento se realizarán siluetas en papel, que se colgarán sobre la calle Garibaldi, en homenaje a los desaparecidos en el Pozo de Quilmes.

Es una fecha muy especial para nuestro sentimiento y el de los vecinos de Quilmes, ya que además de conmemorar un aniversario más del último golpe de Estado, representará la imagen de los desaparecidos en el principal Centro Clandestino de nuestro distrito.

Entre 1975 y 1979, en la esquina de las calles Garibaldi y Allison Bell funcionó la Brigada de Investigaciones de Quilmes, perteneciente a la Policía bonaerense, lugar que fue utilizado como Centro Clandestino de Detención (CCD), conocido como Pozo de Quilmes.

El Pozo de Quilmes fue uno de los tantos CCD que formaron parte de la red represiva de la provincia de Buenos Aires que operó bajo las órdenes del General Ramón Juan Camps quien fue el jefe de la Policía de la provincia durante los primeros años de la dictadura militar.

Dentro del circuito de centros clandestinos de la Provincia de Buenos Aires conocido como Circuito Camps, el Pozo de Quilmes cumplió funciones específicas como “depósito de prisioneros”, lugar de obtención de información, y uno de los pasos previos a la decisión sobre el destino de cada detenido-desaparecido: el traslado final (asesinato) o la legalización, para la cual el detenido-desaparecido pasaba por alguna comisaría y luego era enviado a algún penal. Según la información disponible aproximadamente 250 víctimas estuvieron secuestradas allí. Entre ellas hubo niños, por lo menos siete mujeres embarazadas y también ciudadanos extranjeros.

El Pozo de Quilmes también fue un eslabón en el circuito de centros clandestinos que funcionó como apoyo para el llamado Plan Cóndor, que consistió en la coordinación entre las dictaduras de varios países del Cono Sur –Argentina, Chile, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay-, para implementar la represión ilegal a través de sus fuerzas armadas y de seguridad, sin límites de fronteras ni jurisdicciones nacionales.

Debe iniciar sesión para continuar