Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL ESCENARIO ELECTORAL DEL OFICIALISMO

¿Por qué todos miran a la gobernadora Vidal?

Por MARIANO PEREZ DE EULATE

mpeulate@eldia.com

La ansiedad del circulo rojo es por estas horas el elemento de mayor presión sobre las espaldas de María Eugenia Vidal. Más, incluso, que el trajín diario de la gestión provincial.

La gobernadora se encuentra por estas horas en el centro de las miradas de empresarios, sindicalistas, políticos y de alguna embajada extranjera. Ese mundillo influyente y poderoso le está reclamando prácticamente a los gritos que sea la candidata presidencial del oficialismo en octubre, en lugar de Mauricio Macri.

Le sucedió el martes pasado en la reunión del Centro Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), donde una vez más debió aclarar que ella buscará la reelección en Buenos Aires y que el candidato presidencial de Cambiemos es Macri.

El Presidente, en tanto, pasa por su peor momento político desde que asumió. Y no es sólo cuestión de encuestas.

El riesgo país sube, las acciones argentinas en el exterior caen, el dólar amenaza con otra corrida. Según los analistas de mercado, todo eso pasa porque Macri, a esta altura, ya no puede garantizar que él sea el instrumento adecuado para frenar un eventual regreso al poder de Cristina Kirchner, quien lo sobrepasa bastante en la consideración popular.

La proyección electoral de Cambiemos no es prometedora con Macri a la cabeza. De hecho, los candidatos cercanos a la Casa Rosada no pasan de un lejano tercer puesto en las elecciones de las provincias (Neuquén, Río Negro, Entre Ríos y muy posiblemente el próximo domingo en las PASO de Santa Fe). La imagen del Presidente es negativa.

Vidal, en cambio, aparece como una carta que, a pesar de pertenecer al mismo proyecto político que Macri, no ha sufrido el mismo desgaste. Los sondeos dicen que la gobernadora sobrepasa en más de 10 puntos al Presidente en cuanto a ponderación social. Su imagen moderada, austera, de mujer de clase media urbana, asoma como un activo notable frente a un jefe de Estado que lucha desde el primer día de su mandato por refutar la tesis opositora de que “gobierna para los ricos” porque proviene de la clase social más acomodada.

Para eso es que la quieren ver en lugar de Macri, la gobernadora aportaría lo imprescindible par ahacer una suerte de refundación del oficialismo de cara a la campaña electoral.

Los postulantes oficialistas en las provincias, como el cordobés Mario Negri, requieren la presencia de Vidal para la campaña en el distrito. La Gobernadora estará el viernes en Córdoba. Hoy tendrá una reunión con intendentes del Conurbano, que también buscan una señal sobre el Plan V.

Este diario dio cuenta en febrero pasado de que en el llamado establishment se activaría un operativo clamor en favor de la postulación presidencial deVidal si Macri, para mayo o principios de junio, no subía en las encuestas. Los tiempos, evidentemente, se aceleraron.

Aquella especulación que entonces se escuchaba en el círculo rojo no contemplaba, por ejemplo, que a esta altura del año la inflación siga siendo una pesadilla para la Casa Rosada o que el gobierno tuviera que recurrir a medidas económicas que antes criticaba para llevar cierto alivio al sector social más vulnerable y a la clase media trabajadora.

Según fuentes confiables, esta es la primera semana que en la intimidad del poder se ha analizado el mentado “Plan V”, que públicamente se negó hasta el hartazgo. Incluyendo a la propia Vidal. Eso sería por varios motivos y no sólo por la recomendación empresaria. Algunos sindicatos que tiene buen diálogo con la Rosada también habrían acercado su inquietud respecto a la situación social y al descontento de sus bases. Son gremios que, por ejemplo, fueron beneficiados con el pago de parte de las deudas que mantenía la Nación con sus obras sociales y que dicen estar dispuestos a manejarse con sensatez.

Algunos conocedores de la intimidad presidencial han contado incluso, en mesas reservadas, que el núcleo de amigos más cercano a Macri, ese que se junta a jugar a las cartas y al paddle en la quinta privada Los Abrojos, también estaría diciéndole al Presidente que evalúe la posibilidad de dar un paso al costado. Sobre todo porque un regreso del kirchnerismo al poder acaso tornaría muy complicada para él la etapa del post mandato.

Un sinfin de versiones cruzan desde hace días al oficialismo. Más allá de lo que se diga en público, el vidalismo también se viene planteando la tesis de tener que tomar una posta que, en verdad, nunca buscó explícitamente. Hoy mismo habría una reunión muy reducida de la gobernadora y su equipo para evaluar escenarios. La creencia más extendida en el Palacio de calle 6 es que una salida “hacia arriba” de Vidal debe ser algo expresamente pedida por la Casa Rosada a la gobernadora por esa tríada que forman Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el asesor experto en campañas, Jaime Durán Barba. Traducido: Vidal nunca aparecerá presionando para acelerar una decisión de peso histórico.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...