Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El caso fue en 2016, en loma hermosa

Un jurado popular declaró “no culpable” al médico que mató a un delincuente

Entendieron que actuó en legítima defensa. Antes del veredicto, Lino Villar Cataldo pidió disculpas, aunque aclaró: “Yo no lo busqué”

Un jurado popular declaró “no culpable” al médico que mató a un delincuente

Villar cataldo salió de los tribunales sin hacer declaraciones/télam

“No culpable”. Así declaró ayer un jurado popular al médico Lino Villar Cataldo, quien en 2016 mató a balazos a un delincuente que lo asaltó al salir de su consultorio de la localidad bonaerense de Loma Hermosa. En definitiva, entendieron que el profesional actuó en legítima defensa.

Los 12 jurados, presididos por una mujer que leyó el veredicto en los tribunales de San Martín, coincidieron en absolver al médico de los delitos que pretendían imponerle la fiscalía y la querella.

Minutos después de conocerse el fallo, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich afirmó en la red social Twitter que el fallo del jurado popular fue “un verdadero acto de Justicia” y aseguró que “desde el primer día se sostuvo que el Estado lo iba a cuidar, y este fallo da cuenta de que estamos acá para proteger a la víctima, no al victimario”.

Villar Cataldo (65) se retiró del edificio judicial a toda velocidad, sin hacer declaraciones a la prensa, mientras que su hermano César afirmó que se hizo “justicia” y que su hermano “no hizo nada mal”. Este testimonio coincidió con el que dio el abogado defensor del médico, Diego Szpigiel, quien señaló que “el jurado popular le dio una señal a los magistrados” de que “nunca deben dejar de ver los hechos” y que la sentencia “sin lugar a dudas va a marcar jurisprudencia”.

Por su parte, Silvia, la madre del delincuente muerto Ricardo “Nunu” Krabler (24), sostuvo, indignada, que quien se acerque al médico “es muerto seguro”, ya que a su criterio, Villa Cataldo “va a seguir matando”.

La audiencia de ayer arrancó con el alegato de la fiscal de juicio Noemí Carreira, quien pidió que el médico fuera condenado por “homicidio agravado por el uso de armas con exceso en la legítima defensa”, que prevé penas de entre un año y ocho meses y ocho años de prisión.

A diferencia de la fiscalía, el abogado que representó a la madre de Krabler como particular damnificada, Juan Carlos Maggi, reclamó una condena por “homicidio simple agravado por el uso de arma”, penado con entre 8 y 25 años de cárcel.

El defensor Szpigiel pidió la absolución por considerar que actuó en legítima defensa.

Luego, el médico pronunció sus “últimas palabras” ante el jurado: “Pido disculpas porque haya habido un muerto pero yo no lo busqué”, expresó Villar Cataldo, quien agregó: “Me parece increíble haber llegado a esto, tengo una pena enorme, estoy destruido, se ha desarmado la familia.” Finalmente, la jueza del Tribunal Oral Criminal (TOC) 3 de San Martín, Carolina Martínez, dispuso un cuarto intermedio de una hora para reunirse con los 12 miembros del jurado e informarles las instrucciones para que arriben a un veredicto.

Minutos antes de las 17, tras casi una hora de deliberación, el jurado popular compuesto por 6 hombres y 6 mujeres, arribó a un veredicto y lo hizo público.

El hecho ocurrió el 26 de agosto de 2016, cerca de las 20, cuando el médico se retiraba con su Toyota Corolla de su consultorio en Loma Hermosa, y fue abordado por un delincuente, luego identificado como Krabler.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla