Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Editorial

Profundizar el uso de las energías alternativas

Profundizar el uso de las energías alternativas

La noticia divulgada en estos días referida al pueblo cordobés de Ticino, en el departamento de General San Martín, que se mantuvo con energía eléctrica el último domingo durante el gigantesco apagón -que dejó sin servicio de luz a unos 50 millones de usuarios de la Argentina y Uruguay, así como a sectores de Chile, Brasil, Paraguay y Bolivia- gracias a que produce electricidad en una planta de biomasa a base de cáscara de maní, dejó plasmada una vez más la importancia de contar con energías autosustentables como recurso energético de alternativa.

Tal como se informó, la planta funciona gracias a la cáscara de maní, que actúa como combustible, y que mientras esté disponible esa materia prima puede ser autosustentable. La localidad, situada 190 kilómetros al sureste de la capital provincial, tiene poco más de 2.500 habitantes y cuenta con la Central Termoeléctrica Lorenzetti y Ruesch, que genera 5,0 Mega Watts de capacidad a partir de cáscara de maní.

Existen cada día más ejemplos y experiencias muy positivas en lo que se refiere al uso de energías autosustentables en distintos lugares del país y de nuestra región. El año pasado se reflejó en las columnas de este diario la presentación de la primera escuela pública autosustentable en Mar Chiquita, construida enteramente con materiales reciclados, que recoge y se abastece del agua de lluvia, toma la energía solar para calefaccionarse, produce alimentos y maximiza el uso de los recursos.

Tal como se describió, la construcción de la escuela pública multigrado N° 12 de ese distrito bonaerense, de más de 300 metros cuadrados, se ejecutó en 45 días y fue fabricada con unas 25 toneladas de materiales reciclados, como cubiertas de autos, latas, botellas y cartón junto con materiales tradicionales

Existieron asimismo iniciativas análogas en la Región, como la en práctica en una experiencia piloto impulsada hace cuatro años por alumnos de la Escuela Técnica 3 de Los Hornos que, junto con estudiantes del Colegio Nacional, crearon un sistema ecológico apto para dar calefacción a escuelas con energía solar y agua, mediante un sistema que no demanda ningún mantenimiento, no origina contaminación y cuyo costo fue cero. Lo cierto es que ese calefón solar prestó y sigue prestando servicios de agua caliente y calefacción en varias escuelas rurales del interior bonaerense, en una situación que tiende a expandirse ante las nuevas demandas que se plantean desde diversos distritos.

Debe también consignarse que en nuestro país se registran lentos pero progresivos y consistentes avances en el empleo de las energías eólica y solar, en lo que se traduce también en sustanciales mejoras para la calidad de vida de la población, además del menor costo que ellas implican.

Es evidente que en el mundo entero se comprueba un sostenido crecimiento en el uso de fuentes alternativas y autosustentables, que no conspiran contra el medio. De allí que corresponda instar a los organismos públicos con incumbencia en el tema, a los científicos e investigadores y, desde luego, a muchos de los empresarios que ya invierten en este sector, a profundizar los avances en el uso de energías alternativas, de las que, con toda seguridad, dependerá el progreso y el futuro de la humanidad.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla