Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
OPINIÓN

Esta no es una elección más: la economía jugará un rol clave y la clase media debe exigir acuerdos

Esta no es una elección más: la economía jugará un rol clave y la clase media debe exigir acuerdos

Por OSVALDO GRANADOS

osvaldoperiodista@gmail.com

No hay dudas sobre cuales son los objetivos del kirchnerismo. Fundamentalmente dos.

Uno: En varias oportunidades Alberto Fernández y el ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni señalaron que habrá que revisar los juicios. Apuntan a que si ganan sería inminente una especie de indulto o amnistía.

Dos: Los medios de comunicación. Victoria Donda explicó que en forma inmediata se debe restablecer “La ley de medios”. Dady Brieva pidió una “Conadep” para los periodistas. Llevarlos al banquillo de los acusados.

Está claro. Muchos le adjudican la derrota en 2015 a los medios de comunicación.

Vuelven a surgir las palabras proféticas de Hugo Moyano: “Yo quiero el Ministerio de la Venganza”.

El más sensato fue Felipe Solá: “Todo esto perjudica a los candidatos, no hablen más. Omitió una foto que se publicó en los medios. Allí Máximo Kirchner se abrazaba eufórico con Santiago Cúneo. Un ex carapintada que siempre tuvo expresiones antijudías y de extrema derecha.

En los medios K se prohibió tocar este tema. La DAIA salió a criticar la foto. Otros pedían la disolución de la Justicia y poner militantes.

Algunos creen que todo es gratis. No es así. Lo único que faltaba es que a través de conversaciones telefónicas nos informáramos que el Papa está vinculado con la “operación volver” de Cristina.

Hace tiempo en estos comentarios lo señalamos. Esta no es una elección más. El que pierde va a la cárcel . Así de simple.

Por eso habrá que acostumbrarse a los golpes bajos y operaciones clandestinas.

Un sistema de gobierno totalitario lleva a la ruina.

En estos días se vio en todos los medios lo que pasó en Chernobyl.

Allí se reveló que todo el sistema era de una incompetencia mayúscula. Hubo encubrimiento a todos los niveles y un secretismo autodestructivo de los principales jefes. Para Gorbachov el desastre abrió la posibilidad de una mayor libertad de expresión. “El sistema no pudo continuar como lo conocíamos “

Algunos candidatos lo ocultan. Pero en el país hay dirigentes que añoran la época donde la censura sobre los medios era casi total.

LA CREACIÓN DEL PARAÍSO ARTIFICIAL

Una encuesta de Poliarquía mostraba que los votantes del kirchnerismo en un 80 % no registraban a Alberto Fernández. Los carteles en el Gran Buenos Aires, eran muy claros: “Ella vuelve”.

Cuando nombraron a Miguel Pichetto como candidato a Vicepresidente se registraron dos reacciones fuertes:

Aníbal Fernández dijo que se pegaría un tiro en sus partes intimas.

Urribarri expresó: “Cómo lo dejaron suelto, fue un error “.

El candidato apuntó rápido. Dijo cosas que ni a Macri ni a Peña se le ocurrirían.

“Kicillof es comunista “ Es cierto, pero ¿a que viene?

Busca la grieta que existe dentro del peronismo desde tiempos inmemoriales.

Burocracia sindical vs. Tendencia Revolucionaria. Montoneros vs. Las Tres A. El PJ vs la izquierda. Muchos pagaron con su vida.

Vandor, Rucci, Coria y tantos otros.

¿Qué pasa en la clase media que definirá la elección?. La clase media radical, se unió al peronismo, cuando los liberales promovían planes económicos que la marginaban.

Pero cuando el peronismo se puso autoritario, excluyente, soberbio y corrupto se pasó al lado contrario.

Es la clase media la que debe presionar por acuerdos políticos de largo plazo, reducir las crisis a su mínima expresión, atrayendo inversiones, pidiendo educación de calidad y terminar con la corrupción.

Hoy, muchos están desorientados.

Entonces, la economía pasa a tener un valor fundamental.

Por ejemplo, para que Lavagna sea una opción tendría que haber una corrida muy fuerte sobre el dólar, y la suba interminable y desordenada de la inflación.

En el Gobierno razonan diferente. La recuperación será lenta pero perceptible. La polarización terminará con cualquier opción . Massa entendió esto y se agarró del ultimo tren.

La última esperanza de Cristina es una corrida cambiaria.

Su principal economista Álvarez Agis se queja que le dejen vender parte de sus reservas al Banco Central si hay una fuerte demanda. “Se va a tener que hacer cargo el FMI”.

Por último, sonó una advertencia: “En cuarenta días puede haber una corrida”. ¿Expresión de deseos?

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla