Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
CASAS DEL MUNDO

Sin fronteras

Una casa antigua con espacios fragmentados y con poca iluminación natural se transformó en un diáfano y moderno loft

La cocina lineal se sitúa en una de las medianeras se diseña por contraste en tonos grises que hacen destacar dos volúmenes maclados con una imagen moderna y limpia

Para poner en valor la envolvente, en las fachadas anterior y posterior se deja a la vista el ladrillo macizo original.

Esa subestructura de madera conservada se convierte en el límite del espacio del altillo que es el dormitorio

Luminoso, moderno y con toques personales así podría definirse este peculiar loft ubicado a pocas calles de la playa de la Malvarrosa, en el característico barrio del Cabañal, en Valencia, España.

Se trata de un proyecto de remodelación, a cargo de el estudio Ambau Taller D’arquitectes, que partió de una vivienda antigua que respondía a la planta superior de una tipología muy común de casa de pueblo entre medianeras a la cual se accede desde la calle a través de una estrecha escalera. La profundidad de parcela obligaba a la existencia de habitaciones intermedias que se iluminaban y ventilaban por un pequeño patio; por otro lado, la cocina y el baño ocupaban la fachada posterior como piezas anexas, y se relacionaban a través de una antigua terraza que había sido cerrada; por último, toda la vivienda tenía por techo un cielo raso de cañizo y yeso que ocultaba la volumetría real de la empinada cubierta a dos aguas.

Ante un espacio tan fragmentado y carente de interés, y partiendo de un programa de necesidades bastante básico que exigía la existencia de una única habitación y una terraza, el proyecto se plantea a modo de “loft” en el que la única pieza cerrada es el baño. De este modo, se pone en valor el volumen original: todas las particiones interiores se suprimen para generar un único espacio en el que ocurre todo.

El trabajo fundamental se basa, pues, en quitar y elegir lo que se queda. Sólo se añade una ligera “plataforma” que parece flotar en medio del espacio y que con sinceridad contrasta en materialidad con el resto de los elementos constructivos originales.

Ciertos elementos se conservan y se sacan a la luz, o incluso se “reinterpretan” con otra utilidad, de forma que el pasado y el futuro de la vivienda dialogan serenamente:

-Para poner en valor la envolvente, en las fachadas anterior y posterior se deja a la vista el ladrillo macizo original y los dinteles de los huecos, y toda la cubierta de entrevigado de madera se limpia y restaura.

-La antigua línea de falso techo se dibuja en el espacio a través de diferentes recursos: con unos ligeros cambios volumétricos, manteniendo y delimitando hasta la altura correspondiente el revestimiento de yeso de los pilares medianeros, y conservando los dos travesaños que lo sostenían en la parte intermedia.

-Esa subestructura de madera conservada se convierte en el límite del espacio del altillo que es el dormitorio, a la vez que se utiliza como parte del diseño de la nueva barandilla de vidrio del mismo.

-El estrecho y pequeño patio se convierte en un lucernario que ilumina el corazón de la casa y por el que discurre la escalera que da acceso a la plataforma. Una antigua ventana se conserva como pieza decorativa y guiño de lo que anteriormente fue, a la vez que aporta luz a la zona de la mesa. En la parte de arriba, el plano “retroiluminado” se convierte en un enigmático cabezal.

-Las antiguas carpinterías se restauran y pintan en blanco para aportar mayor luminosidad al espacio. Una vieja alacena se recupera y se convierte en una pieza clave que hace las veces de estantería, guardarropa, despensa y almacén.

-La nueva cocina lineal que se sitúa en una de las medianeras se diseña por contraste en tonos grises que hacen destacar dos volúmenes maclados con una imagen moderna y limpia, la cual se aleja de las texturas, colores y formas del resto de carpintería conservada.

-La antigua terraza, que en un momento determinado de la historia de la vivienda fue cubierta, se recupera, abriéndola hacia el cielo y la parte posterior de la parcela. Sólo quedan como vestigio de ese episodio dos vigas transversales que ahora sirven de apoyo del sistema de tamiz del espacio exterior en el que entra en valor el plano del suelo diseñado a modo de tarima.

 

FICHA TÉCNICA

Arquitectos: Ambau Taller D’arquitectes
Ubicación: Camí del Cabanyal, Valencia, España
Área: 73.0 m2
Proyecto: 2015
Ambau Taller D’arquitectes

 

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla