Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 23 °C
Nublado
Humedad: 66 %
16.1.2018
EDITORIAL

Se debe controlar la seguridad en las colonias de vacaciones

Recomendar artículo Imprimir artículo

Finalizado el ciclo lectivo, el anuncio del inicio de las inscripciones para que los chicos puedan sumarse a partir del 18 del mes en curso a las tradicionales colonias de vacaciones que ofrece nuestra zona, con actividades deportivas, natación, campamentos y recreación en numerosos clubes e instituciones , obliga una vez más a reclamar que tales lugares, que prestan por supuesto tan importantes servicios, se encuentren sometidos a rigurosos controles y enmarquen su funcionamiento en el cuadro normativo que las regula.

Tal como surgió de la nota publicada ayer en este diario, a partir de ahora los padres disponen, de cara a la temporada veraniega, de un listado de instituciones dedicadas a a esos tradicionales programas de asistencia propios de las colonias, una convocatoria clásica de esta época del año que, con deportes, entretenimientos y vida al aire libre, reúne a miles de chicos. Asimismo, en estas próximas jornadas los chicos podrán aprender distintos tipo de conocimientos y técnicas, así como interesarse en otras opciones que aparecen en estos espacios.

Natación, juegos acuáticos y deportivos, tareas artísticas, talleres de cocina, distintos juegos en las canchas, campamentos y actividades ecológicas formarán parte de la variada oferta de las colonias que, como se sabe, conforman un servicio reglado por ley de la Provincia. El articulado de esta norma requiere, en primer lugar, que se encuentren inscriptas en el denominado Registro Unido de Habilitaciones. El texto legal también determina que los grupos de niños y adolescentes que concurran a esas instituciones deberán estar a cargo de profesionales que posean título universitario de profesor de Educación Física.

La experiencia acumulada a lo largo de muchos años destaca la necesidad de se cumplan con los controles rigurosos que rigen la actividad de las colonias de vacaciones. Episodios excepcionales, pero muy dolorosos, ocurridos en nuestra ciudad, abrieron amplios debates, acerca de la necesidad de que se profundizaran en las colonias de vacaciones habilitadas todos los recaudos posibles, tendientes a garantizar la seguridad de los niños que acuden a ellas.

En ese sentido ha sido constante en los últimos años la prédica de esta columna destinada a que las autoridades locales hicieran cumplir con todo rigor la ordenanza y la ley vigentes, sometiéndose a las colonias de vacaciones a inspecciones periódicas que determinen con estrictez el cumplimiento de todos los requisitos exigibles.

Sería casi innecesario ponderar la importante función social que cumplen las colonias de vacaciones que, en la práctica, se convierten también en ámbitos educativos además de recreativos. Las condiciones de seguridad en las que desarrollan sus actividades son absolutamente fundamentales porque de ello depende la integridad física de miles de niños.

Es indispensable asimismo que las colonias cumplan con una adecuada proporción de docentes, según la cantidad de chicos que atiendan, además de que en cada una de ellas se adopten, sin excepción alguna, todas las medidas de precaución no sólo para el uso de piletas de natación sino para el resto de las actividades físicas o recreativas que en ellas se realizan. Lo que los controles estatales deben garantizar, en definitiva, es que las colonias sean lugares seguros. Los organismos públicos competentes, en ese sentido, tienen un rol de contralor inexcusable.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...