Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ES EL PISO PARA ASALARIADOS FORMALES SOLTEROS

El año próximo pagarán Ganancias los que ganen más de $38 mil neto

La nueva escala fue difundida ayer por el Gobierno, con un incremento a octubre del mínimo no imponible de 28,28%. Desde diciembre de 2015 hasta hoy, 745.845 mil trabajadores más abonan este impuesto

A partir del año que viene, un trabajador soltero que gane más de $38.301,85 netos y los casados con dos hijos que perciban $50,667,76 deberán pagar el Impuesto a las Ganancias.

La nueva escala fue difundida por el Ministerio de Producción y Trabajo, que informó que los salarios formales medidos a través del índice RIPTE, acumularon a octubre un incremento interanual del 28,29%.

Ese indicador se utiliza para actualizar una vez por año el mínimo no imponible y las deducciones del impuesto a las Ganancias del año siguiente.

“El aumento del Mínimo No Imponible para el 2019 estará muy por debajo de la inflación de este año”, explicó el tributarista Ezequiel Passarelli.

Passarelli indicó que el retraso del RIPTE frente a la inflación real genera problemas. “Las personas pagan impuesto según una escala progresiva. Lo que genera que, quien más gana, más impuesto paga. Es decir, un efecto sumamente racional, deseado y buscado”, explicó. Pero aclaró que “el problema está cuando, ante la falta de actualización o una actualización deficiente, todos pagan en escalas muy altas”.

Este año hubo una fuerte pérdida salarial -en promedio 20 puntos respecto de la suba de precios estimada en 48% - lo que incrementó el peso de este impuesto en el poder adquisitivo de los sueldos.

Durante años, el anterior gobierno de Cristina de Kirchner se negó a aplicar mecanismos de actualización automática del mínimo no imponible. Por el contrario, los mantenía congelados, de modo que cuando los trabajadores recibían un incremento salarial, gran parte de este se lo llevaba el fisco.

En diciembre del 2016, se cambió el sistema y se comenzó a aplicar el RIPTE, que no es otra cosa que un cociente entre la cantidad total de remuneraciones del sector registrado de la economía y la cantidad de trabajadores. El RIPTE tiene como defecto que no todos los salarios crecen año a año del mismo modo, de manera que aquellos que obtienen incrementos por encima de lo que evoluciona el indicador caen en la misma trampa de que una parte se le termine llevando el Estado.

Por el contrario, quien recibe un aumento por debajo de la marca, puede resultar beneficiado. Aún así existe otro problema, para algunos de los trabajadores que están entre las escalas intermedias. Ocurre que pueden recibir una mejora salarial por debajo del 45% de inflación, con lo cual se perdería poder de compra, que lo haga pasar a una escala superior del impuesto. Por ejemplo, pasar del 15% al 22% de alícuota. De ese modo estaría tributando tan solo por ganancias nominales.

CASI 800 MIL TRABAJADORES MÁS PAGAN GANANCIAS DESDE 2015

Los trabajadores que durante el próximo año obtengan subas de ingresos por encima del 28,29% tendrán mayores retenciones por Ganancias. Y los gremios que logren alguna recuperación parcial salarial real -que compense la fuerte pérdida de este año- tributarán más impuesto.

También pasará con los autónomos que ajustan sus escalas por el RIPTE.

De acuerdo al último dato oficial a julio, este año tributaron Ganancias 1.939.994 trabajadores, jubilados y autónomos. Son 745.845 más que en igual mes de 2015.

DEDUCCIONES

Para los trabajadores casados que deducen cónyuges o hijos a cargo, los montos de esas deducciones también aumentan un 28,28%. Sin embargo, deberán tener en cuenta que a partir de 2019 a los hijos no pueden descontarlos los dos miembros de la pareja: o los descuenta uno sólo, o los dos deducen el 50%.

También rige la posibilidad de deducir del impuesto lo que se paga de alquiler de vivienda (siempre que sea con factura) y por la contratación en blanco de empleada doméstica, entre otras cargas.

Según los cálculos de distintos contadores, un trabajador que deduce al cónyuge y dos hijos comenzaría a pagar Ganancias a partir de un sueldo neto de casi 51 mil pesos.

BIENES PERSONALES

El último miércoles, la Cámara de Diputados sancionó con carácter de ley las modificaciones en el impuesto sobre los Bienes Personales, que empezarán a tener vigencia a partir del ejercicio 2019, cuyo vencimiento procederá en el año 2020.

Estos son los cambios más significativos:

Aumento del Mínimo No Imponible: El monto mínimo para no tributar este impuesto pasará de $1.050.000 actual a $ 2.000.000.

Aumento de alícuotas: En la actualidad tenemos una alícuota fija del 0,25% para todos los contribuyentes. Con este cambio, volvemos a la versión anterior de Bs Ps con una escala progresiva de alícuotas, por lo que quienes más bienes tengan tributarán una alícuota mayor.

Exención Casa Habitación: Este punto, impulsado por el Senador Pichetto, es muy beneficioso y contempla un reclamo que venimos haciendo hace tiempo los contadores, donde se exime del pago de este impuesto a los inmuebles destinados a casa habitación cuyo valor impositivo no supere los $18.000.000 y donde sus propietarios residan de forma permanente.

“Estos cambios atentan contra a seguridad jurídica de los contribuyentes, algo que viene ocurriendo con todas las modificaciones impositivas de los últimos tiempos”, afirmó el tributarista Federico De Luca.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...