20.4.2018

Desalojaron a familias que tomaban terrenos

Por los hechos hubo repudio de la Pastoral Social de la  Diócesis de Quilmes y detenidos

Las Fuerzas policiales llevaron adelante el desalojo de un gran número de familias que ocuparon parte del cruce de Lamadrid y Camino General Belgrano, frente al frigorífico Penta en la zona de Bernal Oeste.

Por medio de una serie de reuniones se avanzó en la posibilidad de reubicar a cada familia de acuerdo a criterios de prioridades y urgencia. Pese a un acercamiento de las parte, la Justicia ordenó el desalojo.

Por su parte,  la Pastoral Social de la Diócesis de Quilmes manifestó “estupor e indignación” ante el desalojo. Pablo Reynoso, delegado de la Pastoral repudió lo ocurrido a solo dos días de que la mesa de gestión empezara a buscar soluciones más urgentes. “Siempre terminan los pobres pagándola así”, expresó.  El obispo auxiliar de Quilmes, Margelo Margni junto a sacerdotes, diáconos y hermanos de las comunidades quiso interceder ante la violenta situación pero un cerco policial les impidió el acceso

A continuación el comunicado del obispado de Quilmes, firmado por el Pbro. Juan José Vasallo, Vicario de Solidaridad de la Diócesis de Quilmes:

"En el día de hoy, jueves 12 de abril, nos hicimos presentes la Pastoral Social de nuestra diócesis acompañados por el Obispo Auxiliar, Marcelo Margni, sacerdotes, diáconos y hermanos de las comunidades, para acércanos a las personas afectadas por el desalojo de la vereda de la Av. Lamadrid, a la altura de los arroyos, Bernal Oeste.

Un cerco policial nos negó el acceso, impidiendo poder verificar que no se produzcan desmanes de represión policial.

Con el Obispo Auxiliar fuimos interceptados por personal policial impidiendo su ingreso, donde el responsable del operativo nunca se hizo presente para hablar, aun después de más de 1 hora de intentarlo. Las familias se refugiaron en casa vecinas y las maquinas viales tiraron las precarias casillas.

Sentimos estupor e indignación frente a este accionar, a solo días de que la mesa de gestión empezara a buscar soluciones más urgentes para las familias en cuestión. Como Iglesia Diocesana, la Vicaria de Solidaridad continuará exigiendo que se dé una solución digna a estas familias que están, ahora sí, en una situación de desamparo y marginación.

Dos delegados fueron detenidos y trasladados la comisaría 5° de La Cañada. Intercederemos por ellos a través de la “Casa de la Justicia” para que se respeten sus derechos constitucionales.

Junto con la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires y con la mesa de gestión continuaremos intercediendo, para que el Municipio de Quilmes, dé una solución rápida y efectiva en especial a las familias de alto riesgo social (la que están en situación de calle y con niños).

Nos entristece y lamentamos que las autoridades no sean capaces de buscar un camino que no sea el del desalojo violento, más cuando ya estaba en vías de solución a través de una reubicación. Repudiamos enérgicamente esta manera de solución de conflictos, siempre apostamos a respetar los acuerdos y entendimientos de las partes, y este tipo de accionar lo que hace es deteriorar profundamente las iniciativas de diálogo".
 

Debe iniciar sesión para continuar