Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En medio de una ola de inseguridad

Tolosa: el comisario denunció a su segundo por “connivencia” con delincuentes de la zona

Se lo investiga por vínculos con el sospechoso de liderar a un grupo de menores a quienes se involucra con una docena de robos de autos, en clave de mensaje mafioso, en los últimos 40 días. Asuntos Internos lo desafectó del servicio y se abrió una causa

En los últimos cinco años pasaron 17 comisarios por la Seccional Sexta de Tolosa / César Santoro

Menores interceptados el lunes en 7 y 516, tras 40 días de robos / EL DÍA

El 8 de agosto del año pasado llegaron juntos en uno de los tantísimos intentos de los últimos años por encarrilar una jurisdicción sembrada de violencia y sospechas sobre una difusa pero delgada área limítrofe entre mundos en teoría contrapuestos, como los de la policía, los delincuentes, la política y sus instituciones. Ayer, esa idea se terminó: el comisario de Tolosa, Hernán Arnau, denunció a quien fue su subcomisario, Antonio “Tony” Núñez, por “colaborar” con los sospechosos de sostener en la zona un raid delictivo en clave mafiosa. Eso es, dedicado a provocar miedo e imponer condiciones sobre las autoridades de la seguridad en la zona.

En los últimos 5 años ya pasaron 17 comisarios por la Sexta. Los vecinos piden “el Guinness”

 

Según informó la Administración General de Asuntos Internos (AGAI) del Ministerio de Seguridad, “Tony” fue apartado del cargo ayer mismo, unas horas después de que Arnau diera carácter de presentación formal a sospechas de las últimas semanas que lo acercaron a evidencia sobre lo que una fuente vinculad a la causa describió con estas palabras: “Mediante testimonios de vecinos de la zona del denominado Barrio Nuevo, se estableció que el subcomisario Núñez, quien presta funciones como jefe de turno de esta dependencia, noche por medio, mantiene connivencia con personas de mal vivir, de ese barrio, quienes se dedicarían al robo automotor y comercialización de estupefacientes en jurisdicción de la seccional, facilitándoles información para poder efectuar sus actividades ilícitas”.

Esos argumentos también llegaron a la fiscalía penal en turno (UFI Nº 6) a cargo de Marcelo Romero, quien aguarda los avances en la investigación interna de la Policía para resolver la situación del oficial señalado.

El caso sumó un nuevo capítulo en la historia de escándalos en la comisaría sexta de Tolosa. Los robos, las muertes y la corrupción promovieron una notoria velocidad de cambios: en los últimos cinco años ya pasaron por allí 17 comisarios. En el vecindario, que organizó una asamblea de seguridad como espacio de demanda permanente de mejoras en esa materia, sorprendieron con una propuesta. A fines de 2016, pidieron que el Guinness World Records los reconozca como la localidad que acumuló “mayor cantidad de comisarios en la historia de la humanidad, en un lapso determinado de tiempo”.

Núñez trabajó antes en Los Hornos con Sebastián Cuenca, detenido en la causa de los “sobres”

 

Ya había estallado otro de los episodios de la historia negra policial vinculada a la corrupción, como es el caso de la presunta red de coimas que permitió crear en la Ciudad una estructura de sobresueldos. En la causa de los “sobres” con plata hallados en la Departamental también está acusado el entonces jefe de la Sexta, Julio Sebastián Sáenz.

Núñez llegó a Tolosa proveniente de El Peligro, al norte de la Ciudad, informó la fuente de la causa. Y añadió que antes estuvo varios años como jefe de calle en la comisaría tercera de Los Hornos. Entre otros, acompañó en ese lapso a Sebastián Cuenca, otro de los comisarios acusados por la red de los sobres en la Jefatura Departamental La Plata.

Arnau llegó a la Sexta tras comandar el destacamento de Arana. Iniciaron la gestión como jefe y sub jefe de la comisaría. El esquema duró hasta hace dos meses, cuando el titular de la seccional resolvió enviar a “Tony” al control del turno de la noche, una posición interior con respecto a la sub jefatura que le restaba voz de mando y panorama informativo.

Este diario pudo saber que para entonces el comisario desconfiaba del clima en su equipo. La situación comenzó a precipitarse en los primeros días de enero, cuando en un sector de unas 20 cuadras de lado (510 a 32 y 112 a 13) empezó una especie de plaga de asaltos a mano a armada a conductores: todos de noche, cuando llegaban a casa. Los autos aparecían unas horas después en la zona del Barrio Nuevo, enclave urbano de unas 300 viviendas del Estado creado en 2014 en El Mercadito. También se contaron varios asaltos callejeros.

En 40 días, hubo 12 asaltos con robos de autos, incluido el que padeció la psicóloga Susana Laguna, madre del jefe de la Policía Local, Sebastián Martínez Pass, en 9 bis y 509. Su camioneta Ecosport apareció en 514 entre 3 y 4. Estaba intacta y había huellas de los ladrones.

Esa evidencia y otros datos condujeron a los pesquisas al Barrio Nuevo y a seis menores como ejecutores de los asaltos. Este lunes, interceptaron en 7 y 516 a dos hermanos de 15 y 16 años y a un chico de 13. Tenían un arma de juguete y las llaves de dos automóviles. Los involucraron con un intento de asalto a un vecino en 10 y 512.

MENSAJES

Los adolescentes viven en el Barrio Nuevo junto a sus familias y también son de allí los otros tres chicos que habrían salido en varias noches del verano. “A nosotros nos mandan, señor. Esto es todo política”. Según un investigador, esas fueron palabras de un casi adolescente del grupo cuando se le preguntó sobre los particulares robos y abandono de autos.

“A nosotros nos mandan, señor, es todo política”, dijeron los chicos demorados el lunes

 

La trama de la investigación, en el Barrio Nuevo, condujo a un “especialista” del sector. “Un tipo que se dedica a ponchear y cortar autos”, dijo la fuente. La investigación indica que “es quien recluta a los chicos para que salgan con el objetivo de mandar un mensaje a la Policía”. En esa estrategia tendría como socio a otro conocido ex convicto de la zona, especialista en escruches y con vínculos en el narcomenudeo, que cumple prisión domiciliaria.

Esa clases de negocios habría sido afectada en los últimos meses y la sucesión de robos habría sido pensada como un instrumento para mostrar poder y disposición a una negociación con un reparto mafioso, entre ladrones, narcos y policías. Para la movida se requería información calificada, sobre los movimientos de la Policía.

Al sub comisario Núñez se lo involucra en la denuncia por cultivar una amistad prohibida con uno de los sospechosos de reclutar y ordenar movimientos de los adolescentes.

Pese a su gravedad, el cuadro que señala la denuncia de Arnau, no es nuevo en la seccional Sexta. A mediados del año pasado, poco antes de la llegada del comisario, en la gestión de su antecesor (a cargo de Juan Claure) se avanzó en una investigación que determinó una secuencia similar, con varios robos de autos. Fue señalada “la banda del gordo Martín”, que integraba a varios adolescentes. Tenían como jefe a un teniente del Comando de Patrullas, que hasta los llevaba a robar en un móvil, según la denuncia. Claure fue desplazado.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...