Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El párroco denunció que ya hubo otros ataques

Robaron cinco reflectores con luces led del frente de una iglesia de Barrio Hipódromo

Robaron cinco reflectores con luces led del frente de una iglesia de Barrio Hipódromo

El párroco MARCELO CERNIATO DENUNCIÓ ATAQUES AL TEMPLO / demian alday

Primero fue una notebook. Después una imagen de la Virgen. A la iglesia católica “San Antonio de Padua”, situada en diagonal 80 entre 39 y 40, le quisieron robar hasta un ventilador de techo, pero como tienen cámaras, pudieron detener el ataque. Por eso, el robo que sufrieron ayer incrementa la inquietud, pero no sorprendió. Se llevaron las luces led del frente.

“Desde el año pasado venimos sufriendo robos. También los hubo en el colegio de al lado. Por eso, el de esta vez es uno más que nos mantiene preocupados”, le dijo a este diario el cura párroco Marcelo Cerniato (53).

En la madrugada de ayer, los ladrones treparon a la parte superior del frente y sustrajeron los cinco reflectores con luces led.

El sacerdote contó que a esos artefactos “los manejábamos con un control remoto, desde el cual le dábamos distintos colores. El control quedó acá, por lo que si venden los reflectores no les darán mucha plata”.

El sacerdote calculó que “para reponerlos necesitamos unos 6.500 pesos, más otros 1.000 en mano de obra”, dijo.

Según el párroco no es el primer episodio en la iglesia. “Es un hecho más de los que venimos sufriendo en los últimos meses, como el robo de una notebook donde guardábamos información valiosa de la parroquia, manteles y hasta una imagen de la Virgen”.

El padre Cerniato recordó que hace apenas dos semanas “con las cámaras de seguridad que tenemos dentro del templo, pudimos sorprender a un hombre de mediana edad cuando estaba intentando descolgar un ventilador que tenemos sobre una pared. Se trató de alguien a quien todos los meses le brindábamos acá asistencia alimentaria con leche y otros productos”, reflejó.

También detalló que “una señora nos robó unas llaves y defecó en un confesionario. A los pocos días vino y nos robó la notebook. Le llevamos a la comisaría segunda un pendrive con el video de esta mujer. Pero no supimos más nada”.

Según indicó, la escuela privada contigua a la parroquia “tuvo cuatro robos en los últimos cuatro meses. Algunos con destrozos”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...