Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El fenómeno de la comercialización callejera

La expansión de la venta ilegal no encuentra freno y hay 82% más puestos que hace un mes

Se desprende del último informe de la Cámara Argentina de Comercio, que hizo un nuevo relevamiento en las calles del microcentro. La fuerte suba también se replicó en CABA

La expansión de la venta ilegal no encuentra freno y hay 82% más puestos que hace un mes

sobre la avenida 7, en las zonas del microcentro, ya casi no queda espacio en las veredas para el tránsito peatonal por los manteros / d. ripoll

La venta ambulante sigue regida por la ley del “libre albedrío” y expande su presencia en las calles platenses. Moviéndose a sus anchas ante la casi total ausencia de controles, la comercialización ilegal registró en el último mes otra suba alarmante. Así se desprende del relevamiento difundido ayer por la Cámara Argentina de Comercio (CAC), que en abril detectó en las veredas del microcentro local 82% más de puestos informales que en el mes anterior.

“Cada vez son más, por la avenida 7 desde 44 a 51 ya no se puede caminar porque las veredas están cubiertas por las mantas y todo eso desalienta el paseo que podrían hacer los que vienen a nuestra zona para ir a los ministerios o a los bancos”, advertía, días atrás, Guillermo Salvioli, titular del Centro Comercial de Calle 8, calle 9 y adyacencias, para quien nunca se tomó la decisión de querer erradicar la venta callejera ilegal.

Ahora la estadística vino a darle la razón. En abril, en las calles de la zona céntrica se contabilizaron 202 puestos, una cifra que representa, como se dijo, un salto del 82% respecto a marzo y nada menos que 102% de incremento en la variación interanual.

Por si fuera poco, hay que tener en cuenta que los relevamientos de la CAC no suelen contabilizar a los puestos de las denominadas “saladitas”, que se instalan en parques y plazas, con lo que el número de vendedores informales se multiplicaría varias veces.

La zona de la estación de trenes de 1 y 44 resultó, una vez más, un imán para la comercialización clandestina, con un 16% de los manteros instalados en sus inmediaciones y alineados en torno a la diagonal 80. La avenida 7 de 44 a 51 -claro está- es otro de los tramos sobrecargados de ambulantes.

Esta explosión de la venta callejera se traduce, a su vez, en una ampliación del abanico de rubros que se ofrecen a los transeúntes. El relevamiento puso en primer plano que el que engloba a óptica, fotografía, relojería y joyería nuclea el 37% de la oferta, aunque también es muy fuerte la presencia de indumentaria y calzado, con el 34,9% del total de lo comercializado.

Para cualquiera que recorra las calles céntricas será evidente esta diversificación de rubros. Distribuidas sobre mantas o encima de tablas apenas sostenidas por caballetes se ofrecen mercaderías de lo más variadas: fundas para celulares, muñecos de peluche, porta documentos, cargadores de celulares, cuadros, artículos de cocina, películas grabadas y hasta comida elaborada.

Por estos días, a quienes circulan a diario por la zona de la plaza San Martín no deja de sorprenderles la cantidad de puestos que se arman en ese paseo los días lunes, miércoles y viernes. Familias, jóvenes embarazadas con sus pequeños hijos y mujeres mayores ofrecen -sobre todo- ropa usada. En las últimas semanas -incluso- se ha visto que hay quienes forman fila a la espera de una suerte de “autorización” de quienes coordinan la feria para instalarse en algún rincón que se libere.

Mientras el desborde avanza, en la Municipalidad de La Plata aseguran que continúan “con el despliegue de operativos contra la venta ambulante en diversos puntos de la ciudad”. Durante esos operativos “ los agentes comunales instan a los vendedores a anotarse en el registro oficial, donde ya son más de 450 los comerciantes inscriptos que formarán parte del nuevo espacio ferial que se inaugurará durante el transcurso del mes de mayo” (ver aparte).

“A través del mismo -agregaron-, se reubicarán aquellos vendedores que cumplan con los requisitos a fin de brindarles la oportunidad de comercializar sus productos en un espacio especialmente montado con el objetivo de generar fuentes de trabajo”.

En tanto, en las entidades que nuclean a los comerciantes insisten en este desmadre de mantas, tablas y caballetes sobre las veredas, además de agudizar la generalizada tendencia a apropiarse de espacios que son públicos, constituye una competencia desleal para los comerciantes que pagan impuestos, alquileres y tasas.

450
vendedores ya se inscribieron, según fuentes municipales, para incorporarse al predio de la calle 80 al que buscan mudar a los manteros
102%
más de puestos de venta ambulante contabilizó en la Cámara Argentina de Comercio en las calles platenses en abril último con respecto a abril de 2018. un crecimiento explosivo.
8.779
es la ordenanza que prohibió la venta ambulante en las calles platenses en 1997, después de una larga polémica que terminó en duros enfrentamientos entre puesteros e inspectores municipales. Sin embargo, la comercialización callejera nunca terminó de erradicarse.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla