Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LA ONU LLAMA A APACIGUAR LA ESCALADA

En un clima de máxima tensión, Trump aplicó sanciones al líder supremo de Irán

Tras el derribo del dron y la ofensiva militar abortada la semana pasada, EE UU sube la presión al régimen con castigos económicos

En un clima de máxima tensión, Trump aplicó sanciones al líder supremo de Irán

El secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, y el príncipe heredero saudita Mohammed Bin Salman / AFP

WASHINGTON

EE UU impuso ayer sanciones “contundentes” contra el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, y la cúpula militar de la República Islámica, aumentado la presión contra el país al que amenazó con la “destrucción” si busca la guerra.

El presidente Donald Trump firmó las sanciones económicas en el Salón Oval, una medida que calificó de “fuerte y proporcionada respuesta a las acciones provocadoras de Irán”.

Añadió que la respuesta de Irán determinará si la sanciones terminan mañana o se prolongan durante “años”. “Irán no puede tener jamás el arma nuclear”, repitió.

El Tesoro estadounidense anunció por su lado el bloqueo de “miles de millones” más de activos iraníes, así como la incorporación esta semana a su lista negra del ministro de Relaciones Exteriores, Mohamed Javad Zarif. Una lista a la que Washington también añadió a ocho comandantes de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico del régimen iraní.

LLAMADO DE LA ONU

Tras discusiones a puerta cerrada, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió una declaración unánime en la que insta al diálogo y a tomar medidas para apaciguar las tensiones en el Golfo.

Asimismo, condenó los recientes ataques contra buques cisterna en el estrecho de Ormuz, a los que calificó de amenaza al suministro mundial de petróleo y a la paz y seguridad internacional.

Mientras el Consejo se reunía, el embajador iraní ante la ONU, Majid Takht Ravanchi, dijo que “para atenuar las tensiones” Washington debe detener “su guerra económica contra el pueblo iraní”.

Más temprano, Hesamodin Ashna, asesor del presidente iraní Hasan Rohani, había dicho que “las afirmaciones de EE UU de que están listos para una negociación incondicional no son aceptables con la continuación de las amenazas y las sanciones”.

La tensión entre Washington y Teherán, sin relaciones diplomáticas desde 1980, se intensificó el jueves pasado tras la destrucción de un avión no tripulado (dron) estadounidense por un misil iraní en el Golfo Pérsico.

MENSAJES AMBIGUOS

Trump ha sido criticado en EE UU por sus mensajes ambiguos a Irán. El presidente, sin embargo, sostiene que tiene una estrategia clara que rompe con la política estadounidense del pasado en Medio Oriente.

En un par de tuits, Trump insistió en sus condiciones a Irán: “¡No armas nucleares, no más apoyo al terrorismo!” Un día antes, en una entrevista con la cadena NBC, amenazó con la “destrucción” de Irán si busca la guerra.

Teherán firmó en 2015 un pacto con las potencias en el que se comprometió a usar la energía nuclear para aplicaciones civiles. Pero el año pasado, Trump se retiró unilateralmente del acuerdo, al que calificó de “pésimo”.

Irán dice que no tiene en marcha ningún programa de armas nucleares. Trump insiste en que no busca una guerra y regularmente envía mensajes para entablar negociaciones con Teherán.

Asimismo, asegura que Washington es más libre que en el pasado porque su producción de energía lo libera de la dependencia del petróleo de Medio Oriente.

Esto significa que EE UU ya no debe ser visto como el garante de las rutas marítimas del Golfo, donde en el último mes y medio varios barcos cisterna petroleros, ninguno de ellos estadounidense, sufrieron ataques de los que Washington culpa a Teherán.

La disputa surge de una compleja red de rivalidades regionales, con aliados de EE UU, como Arabia Saudita e Israel, presionando desde hace tiempo para que Washington actúe con dureza contra Irán.

Trump envió a su secretario de Estado, Mike Pompeo, a Arabia Saudita, el principal enemigo regional de Irán, para construir lo que llamó una “coalición global” contra la República Islámica. Pompeo se reunió ayer con el rey y el príncipe heredero de Arabia Saudita. (AFP y EFE)

 

Ciberataques
Luego de que medios estadounidenses informaran que EE UU lanzó un ataque cibernético contra los sistemas de control de misiles de Irán tras el derribo del dron el jueves pasado, Teherán dijo que el país no sufrió ningún daño tras estos supuestos “ciberataques”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla