11.12.2019

Hallan muertos a dos hombres en Bernal

El hallazgo se produjo durante la madrugada del sábado, sobre la calle Miguel ángel Mauriño, entre Los Andes y el arroyo San Francisco, cuando un vecino llamó al 911 para dar aviso acerca de la presencia de los dos cuerpos

Hallan muertos a dos hombres en Bernal

Dos hombres fueron encontrados asesinados de al menos cinco balazos a metros de un arroyo en Bernal Oeste, y se investiga si los mataron en el marco de un ajuste de cuentas.

El hallazgo se produjo durante la madrugada del sábado, sobre la calle Miguel ángel Mauriño, entre Los Andes y el arroyo San Francisco, cuando un vecino llamó al 911 para dar aviso acerca de la presencia de los dos cuerpos.

Según fuentes policiales, tras recibir el alerta, efectivos de la Comisaría Séptima de Villa IAPI, acudieron al lugar y encontraron los cadáveres tirados boca abajo sobre el asfalto de la calle Mauriño, aparentemente sin signos vitales, por lo que solicitaron una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME).

Luego del arribo del móvil, el médico constató la muerte de ambas víctimas, identificadas posteriormente por familiares que se acercaron a la escena del crimen como Ernesto Fabián Pintos (33), alias “Hormiga”, y Orlando Jorge Cubillas (23), ambos domiciliados en la zona.

De acuerdo a las fuentes, Pintos habría recibido seis balazos y debajo de su cuerpo se encontró una pistola casera de tipo “tumbera”, que fue secuestrada por los uniformados.

En tanto, Cubillas presentaba cinco disparos de arma de fuego en su cuerpo, añadieron los informantes.

Interviene en la causa la fiscal Mariana Curra Zamaniego, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial de Quilmes, quien se hizo presente en el lugar y ordenó que se preservara la escena del crimen, la presencia de peritos de la Policía Científica, y que se trasladen los cuerpos a la morgue judicial para realizar las autopsias.

El personal de la Policía Científica, una vez que arribó a la escena del crimen, recogió una vaina servida calibre 9 milímetros, un plomo encamisado, y además extrajeron muestras de ambos cadáveres para realizar las pruebas de dermotest.

Por su parte, según los testimonios recabados a los vecinos, estos dieron cuenta de que antes del hallazgo de los cuerpos escucharon el sonido de un choque entre vehículos -coincidente con un derrape de metal encontrado sobre la cinta asfáltica- y luego las detonaciones de armas de fuego.

En tanto, de acuerdo a la modalidad del crimen y a las actividades a las que se dedicaban, según manifestaron los propios familiares de las víctimas, los investigadores creen que se habría tratado de un ajuste de cuentas.

Debe iniciar sesión para continuar