Soleado

26 °C Quilmes
Sabado 23 de Enero, 2021

Parque Pereyra Iraola bajo la atenta mirada de la Unesco

Parque Pereyra Iraola bajo la atenta mirada de la Unesco

Aprincipios del mes pasado se aludió en esta columna a la inexplicable desidia en que está incurriendo la Provincia para mantener en buen estado al Parque Pereyra Iraola, condicionado negativamente desde hace muchos años varios factores negativos: la presencia de intrusos, un persistente abandono, la falta de cuidado de su rico patrimonio forestal, el mal estado que exhiben las construcciones históricas, la inexistencia de trabajos de preservación de senderos y praderas que sean aptos para el esparcimiento, los altos pastizales que generan riesgos de incendio, los actos de vandalismo y las podas clandestinas, entre otras deficiencias endémicas que padece y que amenazan con desnaturalizarlo.

Ahora acaba de conocerse que el estatus de reserva de biosfera que le asignó la Unesco al Parque corre el riesgo de ser retirado por el organismo internacional, a partir del incumplimiento de planes y tareas de preservación, así como de pasos administrativos, que no se están cumpliendo, según denunciaron representantes de organizaciones no gubernamentales y de instituciones ambientalistas, así como de vecinos preocupados por la situación.

Cabe señalar que el rango de “biosfera” compromete, en este caso, a las autoridades a velar para que se asegure el cumplimiento de tres funciones fundamentales a cumplir en el Parque: conservación, desarrollo y apoyo logístico. Según testimonios de guardia parques del predio de Pereyra Iraola, los organismos públicos –provinciales y municipales involucrados- tienen que responder a los requerimientos que exige la Unesco, aunque ello no se está cumpliendo.

Conformado por extensas praderas y bosques implantados de árboles exóticos, el predio fue expropiado en 1949 para ser convertido en paseo público y reserva forestal. Sin embargo, de sus 10 mil hectáreas originales, sólo menos de tres mil cumplen con aquella función ya que el resto fue cedido en forma precaria a distintos concesionarios, y otras áreas vienen sufriendo la intrusión de numerosas personas.

Lo cierto es que, en atención a la valía enorme del predio, único pulmón verde existente entre el conglomerado metropolitano y la zona de La Plata, en una reunión sostenida en París en 2007 la Unesco incorporó al Parque Pereyra Iraola en la lista universal de 23 “reservas de la Biosfera” que auspicia el mencionado organismo internacional. Sin embargo, el beneficio podría ser retirado por la falta de preservación del predio.

Desde la “Asamblea de reserva de biosfera del Parque Pereyra” se planteó ahora que “en 2018 el Gobierno provincial presentó un informe incompleto e inexacto que fue rechazado. Debido a esto el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación solicitó en abril pasado al Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) y al Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense que presenten el informe de revisión periódica de la Reserva. El Gobierno provincial tenía tiempo hasta el 30 de septiembre pasado para enviar el informe pero aún no lo hizo, lo que pone en serio riesgo la consideración del Parque como Reserva de Biosfera. Entre otras cuestiones en juego, hay una de índole patrimonial, ya que se prevén fondos internacionales para promocionar actividades educativas y culturales en este tipo de espacios.

El panorama que ofrece el Parque no podría ser más desolador: pastizales crecidos donde había extensos jardines; mobiliarios rotos o en mal estado; caminos y senderos descuidados; baños públicos en pésimo estado y ramas caídas, en un contexto de abandono casi total.

Es de esperar que los cuatro municipios que rodean al parque, es decir La Plata, Berazategui, Florencio Varela y Ensenada- acuerden un plan de acción, con la participación de organizaciones medioambientales, sin perjuicio de que es la Provincia –como titular del dominio- la que debe ocuparse no sólo de preservar un lugar que es de excepcional valor, sino también de despejarlo –ello a través de la acción de organismos como la Fiscalía de Estado- de todas las concesiones imprudentemente otorgadas y de la presencia de intrusos que pretenden montar producciones fruti-hortícolas o insólitos negocios de venta de leña, mediante la tala clandestina de árboles históricos.

Debe iniciar sesión para continuar