Parcialmente nublado

31 °C Quilmes
Miércoles 26 de Enero, 2022

Piden perpetua para acusado de matar baterista

Piden perpetua para acusado de matar baterista
Por el asesinato de Juan Manuel Ledesma (38 años), desde hace más de un mes, en los Tribunales penales quilmeños está siendo juzgado Cristian Ariel “El Largo” Genéz (41 años); en tanto, Yésica Desiré Buenahora, está imputada por el robo de un bolso que pertenecía al cantante de la banda “Superuva”, Daniel “Checha” Koscianiewicz.

Ayer, durante los alegatos de las partes, el fiscal de Juicio, Claudio Pelayo, solicitó al Tribunal “prisión perpetua” para Genéz mientras que reclamó “3 años y 6 meses de prisión” para Buenahora. Por su parte, Marcelo Valenti, el abogado que representa a la familia de la víctima, también pidió “prisión perpetua” para el acusado y “6 años” para Buenahora. Tanto el letrado como el fiscal Pelayo sostuvieron ante los jueces Andrea Vanina Calaza, Alberto Elio Ojeda y Natalia González Aguirre, que las actuaciones deben ser remitidas a una fiscalía de instrucción para que investigue el grado de participación que tuvieron cuatro personas (entre ellos la imputada Buenahora) con el homicidio del baterista de “Superuva”.

Para el representante del Ministerio Público Fiscal, quedó debidamente acreditada la responsabilidad penal de Genéz en el crimen de Ledesma. Se refirió a los testigos que declararon que el 4 de febrero de 2018, a las 5 de la mañana, tras tocar la banda “Superuva”, en el bar Don Pedro -ubicado sobre la avenida Calchaquí entre Beruti y Lavalleja- Genéz “blandiendo un arma blanca al tiempo que exigía la entrega de dinero para los grupos soporte”, atacó al cantante “Checha” diciendo que si no pagaba “lo iba a matar”. Para el fiscal con Checha “no logró el objetivo homicida por la intervención del guitarrista Tommy”. Cuando Ledesma se interpuso, “logra neutralizar el ataque” y recibe tres puñaladas. Pelayo insistió en que las heridas que recibió el baterista de Superuva que le provocaron la muerte, fueron “de una violencia extrema” y entendió que corresponde pedir una pena de “prisión perpetua” para Genéz.

Respecto a la imputada Buenahora, el fiscal que a partir de los testimonios que se escucharon en el juicio entendió que debe ser investigada junto a  Bárbara Carrol (quien era novia de Genéz), Ana Rodil Sánchez y Gastón Cárdenas, pidió “3 años y 6 meses de prisión” por el robo de un bolso perteneciente al cantante “Checha”.

El abogado Valenti, acompañó la solicitud de “prisión perpetua” para Genéz aunque reclamó “6 años” de cárcel para Buenahora. Al finalizar su alegato, el letrado se dirigió a los jueces y expresó: “Espero que se pueda hacer Justicia por Juan Ledesma”.

A su turno, Miguel Leyton, el abogado defensor del acusado Genéz, que extendió su alegato por más de una hora, lo que le costó el reproche del Tribunal, comenzó haciendo alusión a que la víctima “estaba al borde de un coma etílico” y que “ha sido una pelea de todos contra todos”, que “(Genéz) reclama dinero y le pegan”, que “el batero se le sube a su espalda realizando el fenómeno de la asfixia” y que “el objetivo de Genéz fue defenderse de esa agresión”. Leyton sostuvo que su defendido “tenía la navaja para cortar una caja (tetra brik de vino)”, que “Genéz no sabía que había producido semejante daño” e insistió en que “no existió un dolo para cometer el homicidio”. En este sentido, solicitó al Tribunal que “en caso de recaer condena”, se aplique la atenuante de “emoción violenta”.

Por su parte, la abogada María Sol Diz Cortés, en un escueto alegato que no le tomó más de diez minutos, pidió la absolución de Buenahora. “Yo como defensora noté que se le ha restado importancia al robo. Ni siquiera Checha le dio trascendencia al robo, ni ha dado detalles de cómo era el bolso o la mochila. Es deber del Ministerio Público Fiscal probar la culpabilidad del robo. No se ha llegado a destruir la presunción de inocencia de Buenahora”, remarcó para señalar que “en el allanamiento (que se realizó a su vivienda) no se encontró ni el bolso ni dinero”. Asimismo, hizo referencia a las amenazas que vendría sufriendo Buenahora y sus hijos desde que ocurrió el asesinato de Ledesma y pidió que se aplique la Ley Micaela. Cabe añadir que dicha ley establece la capacitación en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública.

Los magistrados darán a conocer al mediodía del próximo jueves el veredicto pero antes permitieron a los imputados dirigirse al Tribunal, oportunidad en que Buenahora dijo: “Soy inocente y que la verdad salga a la luz”. En tanto, Genéz manifestó: “En ningún momento salí a matar a alguien, simplemente me defendí”. 

Debe iniciar sesión para continuar