Despejado

8 °C Quilmes
Miércoles 12 de Mayo, 2021

Segunda Ola: Tras 29 años cerró el boliche El Bosque

La primera ola se llevó a Taberna Bier y La Jirafa ahora es el turno del local bailable

Segunda Ola: Tras 29 años cerró el boliche El Bosque

El tradicional local bailable de Quilmes Oeste, El Bosque, uno de los mas reconocidos del Conurbano, cerró definitivamente sus puertas según confirmaron sus propietarios en las ultimas horas.

La decisión venía siendo analizada desde hace unas semanas, luego de que el 7 de abril pasado a través de las redes sociales se anunciara el cierre temporal debido a las restricciones implementadas por el Gobierno nacional para contener la ola de casos de Covid19. Ahora se supo que el cierre es definitivo.

Con las primeras restricciones, El Bosque tuvo que cerrar en 2020 y luego pudo reconvertirse en bar al aire libre. Sin embargo, la imposibilidad de cubrir los costos sin el funcionamiento del boliche y sin shows, hizo imposible sostener los gastos.

La primera ola de cierres:

En 2020 el primero en cerrar definitivamente fue la pizzería "La Jirafa", tras 45 años de estar abiertos y luego anunciaron el cierre de "Taberna bier", la primera cervecería que vendió cerveza artesanal en Quilmes

“Queridos clientes, después de 45 años decidimos cerrar nuestras puertas definitivamente. Con nuestros aciertos y errores, siempre intentamos llevarles a la mesa tanto de nuestro local, como a sus casas, la mejor pizza, para algunos la mejor de Quilmes. Queremos agradecerles por el apoyo incondicional de siempre y por disfrutar junto a nosotros tantos años. Agradecemos enormemente a nuestros empleados y proveedores que hicieron posible este proyecto. Hasta siempre… La Jirafa”, señalaron a mediados del 2020 desde sus redes sociales los propietarios del emprendimiento gastronómico.

Por su parte, desde Taberna sus propietarios escribieron en septiembre del 2020 en su página de facebook: “Lamentablemente no pudimos aguantar esta cuarentena y nos vimos en la obligación de bajar la persiana para siempre. Pero estamos tranquilos de que cada pinta en este lugar tiene un historia y que siempre respetamos nuestros ideales para tener la mejor taberna cervecera. Un día, sin saberlo, servimos la última pinta. Fueron 16 años con muchas historias y aprendizajes. Nos quedamos felices de haber sido pioneros en muchas cosas y fuente de inspiración para muchas otras. Queremos agradecer en primer lugar a nuestros clientes, que fueron aprendiendo con nosotros, que se encontraron con sus hijos en nuestro lugar y que nos ayudaron siempre a crecer. A nuestros empleados, porque hubiese sido imposible hacer todo esto sin ellos y a nuestros familiares y amigos, que hace 16 años apoyan lo que en el momento parecía una locura: un bar de cerveza artesanal. ¡Arriba las pintas! Hasta siempre. ¡Salud!”, expresaron desde la cervecería.

 

Debe iniciar sesión para continuar