La ex policía de la “banda del drone” con arresto domiciliario

Se valoró que colaboró en las investigaciones donde se la apunta por varios asaltos en el norte y el oeste de la Ciudad

La ex policía de la “banda del drone” con arresto domiciliario

Johana Gauján, de 27 años, que pasó por la Policía Bonaerense y luego se hizo conocida por sus poses glamorosas en las redes sociales mientras se la investigaba como integrante de la “banda del drone”, seguirá bajo la lupa de la Justicia, pero no tras las rejas, sino en su casa.

La mujer fue beneficiada en las últimas horas con la resolución de la Sala III de la Cámara de Apelaciones de La Plata, que le concedió la prisión domiciliaria tras la negativa del juzgado de garantías Nº 5 (Marcela Garmendia).

De ese modo, se acabaron los días en la Alcaidía 3 de Melchor Romero, a donde fue alojada tras caer a mediados de agosto de 2019, varias semanas después de que la Policía allanara viviendas en zonas aledañas a la ruta 2, a la altura de Berazategui y Florencio Varela con un orden de la fiscal Cecilia Corfield. Buscaban elementos robados en viviendas y comercios de localidades como Abasto, Olmos, Melchor Romero, City Bell, Villa Elisa y Colonia Urquiza.

Por esos asaltos, en casos ejecutados con violencia, se buscaba a una banda que, según las denuncias, hacía inteligencia previa con un drone. Con el aparato tomaban imágenes aéreas, especialmente en quintas y detectaban movimientos en esas propiedades, según testimonios de las víctimas.

En la configuración de la presunta asociación ilícita fue incluido Emiliano Caamaño, novio de Gauján en esos días y presunto “piloto” del drone. También el padre del joven, Alberto “Pata” Caamaño, a quien se vincula también con el robo de autos en el sur del Conurbano. Ese hombre y Gouján fueron detenidos a mediados de agosto de 2019 y Emiliano cayó a fines de ese mes, tras un incidente con policías en Wilde. Los camaristas Alejandro Villordo y Fernando Mateos emitieron una resolución en la que se señala que la detención domiciliaria no pondrá en riesgo el avance de la investigación de una veintena de hechos. Tomaron en cuenta pericias psicológicas favorables a la imputada, la colaboración de la detenida con la investigación (entregó la clave para “abrir su teléfono) y también la posición de la fiscal Corfield, quien “prestó consentimiento para que se conceda a Johana Gauján la morigeración”.

Ese punto mereció una crítica a la posición de la juez Marcela Garmendia, quien negó el beneficio. “No hay espacio en el sistema procesal penal acusatorio vigente en la Provincia para concebir una orden de detención o una prisión preventiva sin requerimiento fiscal”, expresó Villordo y concluyó en que el cuadro “vulnera abiertamente el principio de imparcialidad de los jueces”.

A la vez, los camaristas sumaron a la línea argumental que uno de los presuntos cómplices de Gouján, el “Pata” Caamaño, ya obtuvo una mejora en su situación de detención.

El dictamen que favoreció a Gouján no se encuadra en las domiciliarias que se concedieron por la emergencia sanitaria del coronavirus y generaron controversia en la Justicia y la política.

Sin embargo, los jueces de la Sala III mencionaron resoluciones de la Suprema Corte Bonaerense (diciembre de 2019) y del procurador de la Corte, Julio Conte Grand (febrero 2020), que señalan la necesidad de buscar medidas alternativas a la prisión preventiva ante la superpoblación de las cárceles.

Gouján pasó por la Policía entre 2015 y 2016. No tuvo ascensos y reunió observaciones por faltas injustificadas y un hecho donde fue hurtado un auto. Más tarde, vino una vida con viajes a la playa, vehículos lujosos y exposición de un cuerpo escultural en las redes.

Debe iniciar sesión para continuar